Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 16:00
Jueves, 08 de marzo de 2012, a las 17:24

Redacción. Oviedo
Las consejerías de Educación y Universidades y de Sanidad del Principado de Asturias han puesto en marcha un protocolo de colaboración para impulsar actuaciones que favorezcan el desarrollo integral de los alumnos.

De izq. a dcha., Pilar Fernández, directora general de Asistencia Sanitaria; Alberto Fernández, director general de Salud Pública; y María José Triguero, directora general de Ordenación Académica.

Esta iniciativa busca promover entornos de trabajo seguros y saludables de forma trasversal en el currículo escolar y está dirigida especialmente a los alumnos que necesitan una atención educativa singular, pero también al conjunto de la población escolar para enriquecer su formación.

Así lo han explicado en rueda de prensa la directora general de Ordenación Académica, Autonomía organizativa e Innovación, María José Triguero; el director general de Salud Pública, Alberto Fernández; y la directora general de Asistencia Sanitaria, María Pilar Fernández.

Triguero ha indicado que las actuaciones se abordarán desde cinco bloques de trabajo: un grupo preventivo en el que se incluyen los programas educativo-sanitarios; un grupo hospitalario para el acompañamiento de alumnos con necesidades específicas temporales o permanentes; un grupo sensorial para alumnos con discapacidad auditiva o visual; un grupo para colectivos con problemas de personalidad y conducta; y otro para alumnos que necesitan atenciones motoras y orgánicas.

Los equipos, que contarán con representantes de ambas consejerías y la colaboración de profesionales sanitarios, estarán intercomunicados a través de una plataforma virtual que facilitará la creación de protocolos y el estudio de casos concretos.

María Pilar Fernández ha remarcado que con esta colaboración se avanzará para garantizar la equidad y facilitar la participación normalizada de todos los alumnos.