Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:00
Viernes, 11 de noviembre de 2011, a las 17:04
EL PRESIDENTE DE LA SEMG RECUERDA QUE HAY 7.000 MÉDICOS MÁS SIN TÍTULO
Abarca: “La ECOE no finaliza el problema de la homologación”
Desde la SEMG consideran que la ECOE “no es la prueba idónea” para resolver la falta de homogeneidad en el colectivo

Javier Leo. Madrid

Benjamín Abarca.

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) prefiere mantenerse al margen de la polémica generada entre Semfyc y Semergen, aunque su presidente, Benjamín Abarca, ha expresado su deseo de que “se homologue a todo el colectivo de una santa vez” y de que “se finalice el proceso de la ECOE, a pesar de que no compartamos su metodología, ni su modelo de pruebas”.

Según ha explicado a Redacción Médica Abarca, desde la SEMG “creemos que la ECOE no es la prueba idónea y que no finaliza el problema de la homologación profesional de los médicos de familia en España”. “Se calcula que unos 7.000 médicos generales en España no tienen su título homologado, son muchísimos compañeros que han decidido no pasar por esta prueba porque llevan décadas ejerciendo y no creen necesario someterse a una ECOE”, ha explicado el presidente de la SEMG.

“Hace cuatro años, Semergen y Semfyc nos invitaron como observadores de la prueba, pero decidimos no participar porque no estábamos de acuerdo con el modelo”, ha comentado. En este sentido,” creemos que entre las tres sociedades debemos buscar un modelo de valoración justa, que tenga en cuenta la experiencia profesional y el currículum a la hora de obtener el título por vía extraordinaria”, ha explicado Abarca.

“Al final la Atención Primaria (AP) es una. Todos los médicos que trabajan en AP son médicos de familia y lo único que les debe diferenciar es su experiencia profesional. No debemos perder el tiempo en otras cuestiones, es un objetivo prioritario atender las necesidades de estos médicos”. Por este motivo, concluye, “debemos cerrar cuanto antes el proceso de la ECOE para empezar a solucionar el problema de los 7.000 médicos generales sin título que quedan en España”.