20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Echániz asegura que “no entra en sus planes” ocupar el Ministerio de Sanidad

Prefiere “disfrutar de los éxitos” de su trabajo en la región

Jueves, 27 de noviembre de 2014, a las 13:23
Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha asegurado que "no entra" en sus planes ocupar el cargo de ministro del ramo tras la dimisión este miércoles de Ana Mato. A preguntas de los medios, con motivo de la rueda de prensa del Consejo de Gobierno de la región, ha asegurado que "después de la lucha" que, a su juicio, ha ejercido al frente de la Consejería de Sanidad castellano-manchega, ahora "hay que disfrutar de los éxitos" en esta comunidad autónoma.

Ha explicado tres motivos por los que no valora esa opción, entre los que ha destacado que "las reformas en Castilla-La Mancha están dando sus frutos" y está "satisfecho" de lo que se ha hecho, por lo que quiere "terminar lo empezado". Además, ha señalado que ahora la región "es un referente de modernidad" y es "un honor" trabajar aquí. "Y en tercer lugar porque, después de las dificultades vividas al llegar al Gobierno, hemos conseguido a lo largo de este tránsito una magnífica sanidad".

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves nueve órdenes que regulan ayudas, gastos y subvenciones por un valor cercano a los 200 millones de euros en materia sociosanitaria, y que beneficiarán a cerca de 116.000 personas y 20.000 familias de la región. Echániz, que ha resaltado que 75 millones de esta inversión irán a parar a subvenciones para discapacitados, enfermos mentales, mayores o personas en riesgo de exclusión, mientras que más de 123 millones se destinarán a renovar el servicio autonómico de transporte de pacientes para los próximos dos años.

Dentro de las subvenciones aprobadas se encuentran 48 millones de euros para discapacidad, 6,5 millones para financiar centros de atención directa a discapacitados desde entidades locales, 7 millones para las ayudas del Ingreso Mínimo de Solidaridad o 5,2 millones para ayudas de emergencia social.