Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Echániz dice que solo el 3 por ciento del presupuesto sanitario está sin ejecutar

Y manifiesta su intención de resolver el conflicto farmacéutico

Jueves, 15 de septiembre de 2011, a las 11:37

Redacción. Guadalajara
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha afirmado que el presupuesto de la Consejería de Sanidad "está ejecutado al 86 por ciento en el mes de junio", por lo que ha calculado que a mediados de septiembre "estará al 97 por ciento, lo que supone que queda un 3 por ciento para todo el ejercicio". Con el dinero restante, desde la Consejería va a "intentar llegar a final de año", tras lo que se realizará un presupuesto para 2012 "que permita financiar todas las actividades de la consejería".

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales.

Así se ha explicado el consejero ante los medios minutos antes de la reunión del Consejo General de Médicos de Castilla-La Mancha en Guadalajara. Preguntado por si la actual situación de su consejería va a obligar a recortes tal y como se han producido en Educación, Echániz ha afirmado que "va a haber austeridad y sentido común en el gasto pero no recortes, porque los Servicios Sociales son prioridad", aunque "se revisará qué cosas se pueden mantener y en qué cosas hay que mejorar la eficiencia".

A preguntas directas sobre si se recortarán puestos de trabajo, el titular de Sanidad ha aseverado que espera que no, porque "se van a revisar todas las partidas de gasto, que es lo que hace la gente inteligente". "Se tomarán las medidas necesarias según se conozca cada situación económica y de necesidades asistenciales", ha agregado.

Por otro lado, el consejero ha mostrado su preocupación por la paralización de las obras de los hospitales de toda la región, así como otras infraestructuras sanitarias, "fruto de la falta de acreditación de las obras desde hace muchos meses y debido a la incapacidad económica de la Administración precedente". Según Echániz, las obras "se retomarán en el momento que haya dinero", porque actualmente se está en una fase "de pagar las facturas de los anteriores gestores, que son más de 158.000". "A partir de pagarlas esas facturas, se podrá realizar una gestión razonable y eficiente desde la austeridad para poner en marcha el servicio sanitario que merece esta región y reiniciar esas obras". "Si el Gobierno socialista hubiera continuado en el poder, el mes de diciembre del año próximo habría tenido que cerrar la Sanidad porque no tendría dinero para afrontarla por incapacidad de financiación", ha aseverado.

Farmacias: la esperanza de que en enero se reestablezcan los pagos normalizados

Por otro lado, el consejero ha manifestado que "espera que, en un tiempo razonable" se pueda llegar "a un acuerdo" con los farmacéuticos de Castilla-La Mancha y las entidades financieras, o que ese acuerdo se alcance "entre ellos y nosotros les respaldemos con el objeto de que tengamos financiación hasta finales de año y a partir del 1 de enero el Gobierno regional pueda pagar ya de forma normalizada". "Evidentemente si la solución del problema es el pago, nosotros todavía no hemos podido pagar como consecuencia de que el Gobierno anterior no dejo presupuesto para llegar a final de año, sí pequeños pagos", ha señalado, al igual que en otras áreas.

De otro lado, a preguntas de los medios, sobre la solicitud realizada por carta en diversas ocasiones a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, pidiendo una reunión para abordar la situación de las cuentas de la sanidad regional, Echániz ha señalado que no ha recibido respuesta. Algo que "que pone en evidencia la permeabilidad del Gobierno central a las demandas de esta Comunidad Autónoma", ha advertido, indicando que una de las funciones del Ministerio de Sanidad es la alta inspección, lo que supone "controlar al Gobierno regional para ver si pagaba bien y tenía fondos suficientes y eso no lo ha hecho", agregó.