18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Miércoles, 22 de mayo de 2013, a las 16:55

Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha asegurado que Castilla-La Mancha tendrá a final de año unas listas de espera de "las mejores de España" gracias al plan de choque anunciado y a la apertura de tres quirófanos adicionales en Ciudad Real y Albacete y a los quirófanos del Hospital Provincial de Toledo, que se han puesto "al cien por cien de rendimiento".

José Ignacio Echániz.

El consejero ha recordado que el Gobierno regional invertirá 15 millones de euros en un plan de choque para reducir las listas de espera en la región, que va a permitir contratar profesionales en algunas especialidades con el objeto de atender más. Este plan, junto la apertura de nuevos quirófanos, va a generar "cerca de 5.000 o 6.000 cirugías adicionales más en Castilla-La Mancha al año", algo que "nos va a permitir tener a final de este ejercicio unas listas de espera de las mejores de España", se ha mostrado convencido José Ignacio Echániz.

Asimismo, el consejero de Sanidad ha destacado que todos los países que tienen modelos sanitarios públicos y gratuitos generan determinadas listas de espera porque "no se puede atender todo en el minuto uno". "Lo importante es que las cosas urgentes no esperen", ha indicado. A renglón seguido, ha reconocido que "es evidente que en un momento de dificultad económica como la de los últimos dos años, las listas de espera han aumentado moderadamente en algunas especialidades" ya que, según ha manifestado, el Gobierno no ha tenido capacidad inversora en este ámbito.
Durante estos dos años, ha continuado el consejero, "hemos estado incentivando los medios propios para mejorar los ratios de actividad de nuestros aparatos, consultas o quirófanos", consiguiendo que se haya mejorado "sustancialmente" en este ámbito y se hayan conseguido "datos francamente buenos".

Finalmente, ha afirmado que en el momento en el que Castilla-La Mancha ha conseguido en el primer trimestre del año un superávit de 32 millones de euros, la Junta ha considerado que era el "momento oportuno" para poner en marcha este plan de choque para reducir las listas de espera.