14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

EAJ-PNV cree “terriblemente frívola” la actuación del Gobierno ante la detención precoz del cáncer de mama

Cree que el Ejecutivo no tiene criterio y toma decisiones “a golpe de impulsos mediáticos y publicitarios”

vie 06 mayo 2011. 17.02H

Redacción. Bilbao
“El cáncer de mama es una enfermedad muy seria que afecta a, aproximadamente, un 10 por ciento de las mujeres y la actuación de los actuales gestores de la Sanidad vasca, lejos de contribuir a aportar rigurosidad y tranquilidad entre la población femenina, lo único que hace es generar incertidumbre, miedo y desasosiego”, ha lamentado la parlamentaria Bakartxo Tejeria.

Bakartxo Tejeria.

El pasado 4 de mayo, el consejero de Sanidad compareció ante la comisión de Sanidad y Consumo para hacer balance de los dos años de legislatura. En dicha comparecencia, el viceconsejero de Sanidad, Jesús Mª Fernández, anunció que el Departamento había cambiado de opinión y optaba por no enviar el cuestionario sobre antecedentes familiares a 86.500 mujeres vascas para evaluar su riesgo de cáncer de mama.

“Hemos perdido la cuenta de los cambios de criterio que ha experimentado el Ejecutivo López en relación con la prevención del cáncer de mama en estos dos años”, ha manifestado Bakartxo Tejería. En este sentido, ha recordado que el 24 de junio de 2009, en su primera comparecencia en la Comisión de Sanidad del Parlamento, y en respuesta a una pregunta del PNV dijo: “Sobre las mamografías, hasta que nos diga la ciencia de una manera muy clara que hay que rebajar la edad de 50 a 45 años, no creo que debamos ahora adelantarnos a esa medida”.

“Pero ese criterio cambió cuando el Ejecutivo López tuvo que pactar sus primeros Presupuestos con el PP”, ha advertido. En el Pleno del Parlamento del 6 de noviembre de 2009, el señor Bengoa anunció que “efectivamente, hemos decidido ampliar de forma progresiva el programa de detección precoz de cáncer de mama a las mujeres por debajo de 50 años. En esa ocasión, ya no aludía a la “evidencia científica” e intentaba argumentar -a duras penas- su cambio de postura apelando a razones hereditarias y de historial familiar. Finalmente, los Presupuestos 2010 pactados entre el Partido Socialista y el PP incluyeron una partida de 800.000 euros para la ampliación del Programa de detección del cáncer de mama a los 45 años.

“En junio del año pasado, el consejero Bengoa volvió a cambiar el criterio”, ha señalado. “Entonces reconoció que la tan anunciada ampliación del Programa se iba a limitar a enviar un cuestionario a 86.500 mujeres vascas y que, para la planificación, tenían un presupuesto de 211.000 euros para 2010”, ha puntualizado. Ya en ese momento, el PNV le reprochó que la medida era un “mero fuego de artificio” porque lo que se proponía conseguir con el cuestionario era algo que ya se hacía en Osakidetza -realizar mamografías a las mujeres de menos de 50 años que tengan antecedentes familiares o marcadores genéticos que les hagan ser susceptibles de desarrollar un tumor-. Y ha añadido que “ha sido esta misma semana cuando el consejero ha dado a conocer su enésimo cambio de opinión en este tema: que ha decidido no enviar los cuestionarios previstos”. “Por cierto, según anunció en sede parlamentaria, los cuestionarios debían haber sido enviados en enero; ya estamos en mayo y durante todo este tiempo no ha dado ninguna explicación al respecto”, ha añadido.

Y la última ocurrencia del Ejecutivo López en relación con esta cuestión es que llamará por teléfono a 170.000 mujeres para evaluar el riesgo que corren y, en función del mismo, decidirá si se les realizan mamografías.

Para la parlamentaria nacionalista, “resulta de una frivolidad extrema la forma de actuar del actual consejero”. “El cáncer de mama es una enfermedad muy seria que afecta a, aproximadamente, un 10 por ciento de las mujeres y la actuación de los actuales gestores de la Sanidad vasca, lejos de contribuir a aportar rigurosidad y tranquilidad entre la población femenina, lo único que hace es generar incertidumbre, miedo y desasosiego”, ha lamentado.

“Estamos ante un nuevo ejemplo de ausencia de criterio del Ejecutivo López; un exponente más de que toma las decisiones a golpe de impulsos mediáticos y publicitarios”, ha apostillado.