16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Díez Tejedor defiende que la unión del Carlos III a La Paz beneficia a los pacientes de ELA

El jefe de Neurología de La Paz asegura que la calidad asistencial es “de primer nivel”

mar 02 septiembre 2014. 18.03H
Carlos Cristóbal. Madrid
El jefe de Neurología de La Paz, Exuperio Díez Tejedor, ha desmentido en declaraciones concedidas a Redacción Médica que la atención asistencial a los pacientes con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) en el Hospital Carlos III de Madrid haya empeorado desde la integración del centro dentro del Hospital La Paz. Díez Tejedor ha calificado esta atención como un servicio de “primer nivel”.

Exuperio Díez Tejedor, jefe de Neurología de La Paz.

Sobre la posibilidad de un posible empeoramiento del servicio, Díez Tejedor se ha mostrado rotundo: “Hemos mejorado en espacios y material; contamos con profesionales de primer nivel. Los que se ha hecho es potenciar el servicio”. Del mismo modo, ha desmentido que el hecho de contar con dos centros perjudique a los pacientes al obligarlos a realizar más desplazamientos, un problema que adquiere una dimensión mayor ante los problemas de movilidad que produce la enfermedad.  “Lo único que se hace en La Paz es el diagnóstico”, ha asegurado añadiendo que “desde el momento en que se clasifica a un paciente como enfermo de ELA pasa al Carlos III, donde recibe todas las atenciones a excepción de alguna prueba extraordinaria”.

Las declaraciones de Díez Tejedor se producen como respuesta a las acusaciones vertidas por la Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amitrófica (Fundela), que reclama volver a la situación anterior a la integración en La Paz. Una petición que choca diametralmente con la postura del jefe del Servicio de Neurología del centro, para quien es necesario “seguir en la misma línea”. “Nuestro deseo es servir a los pacientes, y hacerlo lo mejor posible, pero también gestionar sus recursos eficientemente. Lo que queremos hacer es agrupar y atender al mayor número posible de pacientes para que todos dispongan del total de los recursos”, ha explicado.

Díez Tejedor no ha dudado a la hora de señalar a la presidenta de Fundela, Maite Solas, como la encarga de lanzar estas acusaciones que, a su juicio, no responden en absoluto a la realidad. “Piden un servicio a la carta, algo que no es posible en el ámbito público, y que además está por probar que sea mejor”, ha afirmado al hilo de las críticas surgidas por aspectos como los cambios de plantilla. En ese sentido, ha reconocido que “los cambios siempre implican ciertas incomodidades”, si bien confía los pacientes terminen comprobando las ventajas que supone, principalmente en cuestiones organizativas para que todo esté “programado” y se deje de “improvisar”.