Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Diego: “Valdecilla es una urgente necesidad social”

Ha agradecido al Gobierno estatal su apoyo en la puesta en marcha del hospital

Martes, 24 de diciembre de 2013, a las 12:46
Redacción. Santander
"Cantabria empieza a salir de la crisis" y en 2014 la recuperación, que ahora está en "sus primeros pasos", tendrá "más energía". Este ha sido el hilo conductor del tradicional mensaje que el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha transmitido a los cántabros con motivo de las fiestas navideñas.

Ignacio Diego, presidente de Cantabria.

El presidente ha reiterado que una vez saneadas las arcas públicas y "garantizados" servicios esenciales como la sanidad, la educación y la atención social, la comunidad autónoma "puede plantearse para 2014 reducciones de impuestos que sirvan para dinamizar la economía y crear empleo". Según ha dicho, Cantabria empieza ahora a recoger la cosecha de esas decisiones, compromisos y esfuerzos, y está hoy "en el grupo de cabeza de las regiones españolas donde equilibrio y transparencia van de la mano", algo que el presidente ha considerado un "éxito social" de toda la comunidad autónoma.

"Cantabria empieza a salir de la crisis porque nunca se dejó vencer por el pesimismo. Optó por cambiar la manera de hacer las cosas y asumir con madurez cívica los esfuerzos necesarios para garantizar la estabilidad", ha incidido Diego, para quien la región se va a encontrar en adelante con "más oportunidades, más fuerzas y más horizontes de futuro". En este sentido, ha manifestado que el Ejecutivo regional tiene depositadas el próximo año "notables expectativas de crecimiento" en diversas áreas, entre ellas la sanidad, la educación, el empleo y la industria.  

Marqués de Valdecilla

Diego ha resaltado que 2014 también será un año importante para avanzar en las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de cara a su conclusión definitiva en 2015. Según ha dicho, terminar Valdecilla es una "urgente necesidad social" y, para ello, el Gobierno ha conseguido "la fórmula" que permitirá que en 2015 esté funcionando con "plena normalidad", para aprovechar toda su "excelencia" en asistencia sanitaria, investigación biomédica y formación de grandes profesionales de la salud.