Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Diego está con el modelo actual de farmacia

El presidente de la región afirma que asegura es un potente instrumento de cohesión social y territorial que es preciso preservar

Martes, 14 de mayo de 2013, a las 14:18

Marta Fernández Teijeiro, presidenta del COF de Cantabria; Carmen Peña, presidenta del Cgcof; Ignacio Diego, presidente de Cantabria, y María José Sáenz de Buruaga, vicepresidenta y consejera de Sanidad de Cantabria.

Redacción. Santander
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha mostrado este martes el respaldo del Gobierno regional al actual modelo de farmacia, basado en la propiedad y titularidad del farmacéutico, por el beneficio económico, social y sanitario que representa para el sistema de salud y para el ciudadano.

Diego ha apoyado el actual modelo de ordenación farmacéutica en el transcurso de una entrevista con la presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cfcof), Carmen Peña, y la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria, Marta Fernández-Teijeiro.

El presidente ha estado acompañado por la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, quien ha manifestado públicamente su defensa del actual sistema farmacéutico español por entender que es el que mejor protege los intereses de los ciudadanos y del Sistema Nacional de Salud, ha señalado el Gobierno en nota de prensa.

El actual modelo permite que Cantabria cuente con una red asistencial de 255 farmacias y ocho botiquines distribuidos homogéneamente por toda la región, con 506 farmacéuticos al frente que trabajan para el Servicio Cántabro de Salud garantizando que el  medicamento llegue en condiciones de igualdad efectiva a todos los ciudadanos las 24 horas del día los 365 días del año. El 99 por ciento de la población de la comunidad autónoma dispone de una farmacia donde vive.

Según el presidente, el actual modelo asegura "un cierto grado de sostenibilidad" en la mayoría de las farmacias y es un "potente instrumento de cohesión social y territorial que es preciso preservar".