17 dic 2018 | Actualizado: 18:20

Diego confía en la complicidad de los profesionales para tener mejor sanidad

El presidente regional ha reiterado que, a pesar de la difícil coyuntura económica, la sanidad quedará

sáb 01 octubre 2011. 11.51H

Redacción. Santander
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha abogado por "buscar la complicidad" de los profesionales para lograr "la mejor sanidad posible", con los mismos recursos pero "optimizándolos".

Así lo ha dicho en la inauguración de las Primeras Jornadas Nacionales de Respiratorio organizadas por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que comenzaron ayer, viernes, en Santander.

Diego ha señalado que los profesionales son quienes le dan "el valor y la calidad" a la sanidad. Por eso, cree que no se debe hacer nada sin contar con ellos y con su opinión.

Así, ha apelado al "diálogo, la búsqueda del encuentro y de consensos" porque, a su juicio, de esa forma, será más fácil "acertar" en las decisiones.

El presidente regional ha reiterado que, a pesar de la difícil coyuntura económica, la sanidad quedará "al margen de los recortes".

Pero también ha hablado de la necesidad de "optimizar" los recursos para conseguir con el mismo dinero "la mejor sanidad posible", primando la calidad asistencial y convirtiendo al paciente en el centro de las iniciativas.

Las Jornadas Nacionales de Respiratorio de Semergen son las primeras que dedica la organización a las enfermedades respiratorias y su objetivo es actualizar conocimientos y mejorar el diagnóstico y tratamiento de estas patologías.

El programa se basa fundamentalmente en actividades prácticas, tipo taller o mesas de actualidad, para que el aprendizaje sea "lo más práctico y cercano posible".

En la inauguración, Diego ha estado acompañado por la presidenta de Semergen Cantabria, Matilde Sierra; el director general de Planificación y Ordenación Sanitaria, Carlos León; el concejal de Salud del Ayuntamiento de Santander, Antonio Gómez, y el presidente del Comité Organizador, Antonio Hernández.