16 nov 2018 | Actualizado: 16:15

Diego amenaza con llevar a los tribunales al anterior Gobierno por las “facturas en el cajón” del SCS

El presidente asegura que el peligro de colapso de Cantabria es “tan real como la vida misma”

Lunes, 05 de marzo de 2012, a las 17:00

Redacción. Santander
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego (PP), ha avanzado que "probablemente" lleve a los tribunales "cosas muy puntuales y concretas" del Gobierno anterior, al ser preguntado si se ha planteado denunciar al Ejecutivo PSOE-PRC por cuestiones como la deuda farmacéutica de los hospitales, que asciende a 261 millones de euros.

Ignacio Diego, presidente de Cantabria.

El titular del Gobierno regional ha precisado que las 83.000 facturas que han quedado "sin reconocer", algunas con más de dos años de antigüedad, que estaban "metidas en cajones del Servicio Cántabro de Salud", no se pueden acometer con unos ingresos "que no llegan a 2.000 millones de pesetas" y a los que hay que sumar los 490 millones que Cantabria debe devolver al Estado, además de corregir el déficit.

"Eso es denunciable desde el punto de vista político y moral", ha asegurado, matizando que desde el punto de vista penal "no está considerado en ningún momento delito penal". "Y yo no soy quién para llevar (a los tribunales), salvo cosas que veas que se han hecho con mala fe y dolo para la Administración. Y alguna he visto y probablemente alguna lleve, pero serán cosas muy puntuales y muy concretas", ha declarado.

Por otra parte, ha asegurado que el peligro de colapso de Cantabria es "tan real como la vida misma" porque se ha gastado una cuarta parte del presupuesto de más durante los últimos cinco años. En este sentido, Diego se ha mostrado partidario de reformular aspectos del Estado de las Autonomías, porque si bien ha generado "mucho progreso y bienestar", en los últimos cinco años se ha evidenciado como "un sistema no equilibrado".

En su opinión deberían analizarse ciertas competencias que se han transferido a las autonomías sin suficiente dotación económica o que las comunidades han hecho insostenibles económicamente por su forma de gestionar, como la sanidad.

Para el presidente, garantizar la sanidad y hacerla avanzar pasa porque el Estado asuma el liderazgo en este aspecto que ya con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero reveló que tenía "deficiencias de financiación en todas las administraciones públicas", un problema en que el anterior presidente "no quiso estar" y una de las "muchas chapuzas" que el Gobierno de Zapatero ha dejado a la Administración de Mariano Rajoy.

"Pido un esfuerzo de liderazgo al Estado para que coordine a las comunidades autónomas para que todas, que comparten el mismo problema, busquen fórmulas compartidas que den viabilidad a los sistemas autonómicos de salud pública", ha explicado.