16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

La financiación capitativa es un agravio para el paciente de terapias respiratorias domiciliarias

Díaz Lobato: “Las autoridades se escandalizan del incremento, pero nadie puede discutir la eficacia y beneficios del tratamiento concertado”

Martes, 11 de octubre de 2011, a las 10:42

S. Melgarejo. Imagen: M.  Á. Escobar / D. S. Villasante. Sigüenza (Guadalajara)
La primera jornada del XI Encuentro Global de Neumología, organizado por Sanitaria 2000 en Sigüenza (Guadalajara), ha estado protagonizado por el debate de la situación actual de las terapias respiratorias domiciliarias, y la relación que mantienen las empresas concesionarias con las Administraciones Públicas. En una mesa moderada por Francisco Río, director científico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz de Madrid, los ponentes han lamentado la visión negativa que actualmente se proyecta de estas compañías suministradoras. Salvador Díaz Lobato, del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, ha dicho que, en ocasiones, “parece que la empresa proveedora es el delincuente al que tenemos que perseguir”. “Las autoridades se escandalizan del incremento de las terapias respiratorias, pero nadie puede discutir la eficacia y beneficios del tratamiento concertado”, ha añadido.

En la primera jornada se abordaron las terapias respiratorias domiciliarias.

Las iniciativas de la Separ 2009-2012 fueron analizadas durante el encuentro.

En cuanto al modelo de concesión, Díaz Lobato se ha mostrado partidario de la “libertad de prescripción”, porque beneficia al médico prescriptor, al paciente, a la empresa prestadora y a la Administración. “Este modelo es bueno para el médico, porque mejora la calidad de la asistencia. En un concurso, lo que prima es el precio, mientras que si hay libertad de prescripción, cobrará importancia la calidad del servicio. También será bueno para la empresa, porque podrá especializarse en áreas de capacitación y tendrá flexibilidad competitiva”, entre otros factores.

A la izquierda, Philippe Lecerf, director general de Vitalaire; Piedad Navarro, directora Comercial y Relaciones Institucionales de Vitalaire; Alejandra Fernández y Adriana Palomares, de Boehringer Ingelheim; y José Miguel Rodríguez González-Moro, presidente de Neumomadrid. A la derecha, Esteban Pérez Rodríguez, miembro del Comité organizador del encuentro, y Pilar de Lucas, presidenta electa de la Separ.

En su intervención, Pablo Domínguez, presidente del Sector de Oxigenoterapia y otras Terapias Respiratorias Domiciliarias de Fenin, también se ha referido al incremento del número de pacientes que necesitan estos auxilios domiciliarios, “que va a seguir creciendo”. Para afrontar esta situación, ha considerado necesario que el político “cambie el sistema”, ya que el médico “va a seguir actuando igual”. Pablo Domínguez ha criticado el modelo de subasta que pretende implantar la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid: “La opinión facultativa tendrá escaso valor y la movilidad geográfica de los pacientes será imposible”, ha dicho.

En la misma línea, Carlos Zamarrón, neumólogo del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, ha elogiado “la metodología rigurosa” empleada para realizar el Estudio de Fenin sobre la eficiencia y los beneficios de las terapias respiratorias domiciliarias. “El objetivo era conocer el impacto económico por patología y tratamiento. Destaca el aumento lineal de tratamientos en España en los últimos años, así como el incremento de terapias respiratorias domiciliarias. El informe revela que no tratar estas enfermedades genera un gasto sanitario importante”.

A la izquierda, Pere Casán, director del Instituto Nacional de Silicosis; Carlos Melero, neumólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid; y Ramón Agüero, neumólogo del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander. A la derecha, Alberto Fernández, director ejecutivo de Sanitaria 2000; Fernando Carrillo, gerente del Hospital Carlos III de Madrid; Joaquín Casariego, director del Caiber; y Ricardo López, director de Sanitaria 2000.

Año Separ 2012, dedicado a las enfermedades raras o minoritarias

Eusebi Chiner, jefe de Sección de Neumología del Hospital Trías i Pujol de Badalona (Barcelona), ha analizado la nueva reglamentación de los años Separ, una iniciativa que comenzó en 2002, año dedicado a la apnea del sueño, con el objetivo de dar a conocer esta enfermedad a la población. “Durante el Año Separ se organizan una serie de actividades relacionadas con la salud respiratoria destinadas a divulgar aspectos clínicos de una patología determinada a los pacientes, familiares y cuidadores, personal sanitario, Administración, etc.”, ha explicado Chiner, quien ha recordado que la propuesta de solicitud puede partir de la Junta Directiva de la Separ o de sus socios, y que se debe presentar con un año de antelación, junto con la justificación del tema elegido, la estrategia a desarrollar o los patrocinadores.

A la izquierda, Erik Casanova, de Gasmedi; Rafael Navarro, neumólogo del Hospital General Universitario de Valencia; y Alejandro Camargo, de Gasmedi. A la derecha, Cristina Martínez, neumóloga del Instituto Nacional de Silicosis; Myriam Calle, coordinadora de EPOC de la Separ; Juan Luis Rodríguez, neumólogo del Hospital Clínico de Madrid; y José Luis Álvarez-Sala, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Madrid.

Precisamente el tema elegido para 2012 será las “Enfermedades Respiratorias Minoritarias” (ERM). Beatriz Lara, consultora del Hospital Arnau de Vilanova (Lleida) y coordinadora del próximo Año Separ, ha indicado que aproximadamente un tres por ciento de los tres millones de afectados por enfermedades raras sufren una afectación respiratoria. Lara ha señalado que durante esos doce meses, el objetivo será dar a conocer a la sociedad, a los neumólogos y a otros profesionales sanitarios la incidencia de las ERM, a través de simposios, cursos y otras actividades de divulgación.

En el ámbito de las enfermedades raras también juega un papel importante el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla, patrono e impulsor de la Fundación Feder, que aglutina a todas las asociaciones de pacientes vinculadas con las enfermedades raras. Su presidente, Manuel Pérez, ha recordado que tan solo existen 50 medicamentos registrados en España para tratar las enfermedades minoritarias, una cifra que contrasta con las más de 7.000 patologías minoritarias que ha descrito la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además del tratamiento, otro de los grandes problemas a los que se enfrentan estos pacientes es el diagnóstico. Según Manuel Pérez, el 40 por ciento de estos enfermos recibe un diagnóstico erróneo antes del definitivo.

A la izquierda, Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid; José Eugenio Arias Camisón, miembro de Reforma-Ruina; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; Nicolás González Mangado, miembro del Comité Organizador del encuentro; y Joaquín Lamela, neumólogo de la Clínica Joaquín Lamela. A la derecha, Carlos Villasante, miembro del Comité organizador del encuentro; Pilar de Lucas, presidenta electa de la Separ; y Julio de la Rosa, director de Marketing de Gasmedi.

En el turno de preguntas, los asistentes al encuentro debatieron sus preferencias respecto a los términos “raras” o “minoritarias”. En esta ocasión, la Separ se ha decantado por la segunda opción, puesto que es la preferida por los pacientes, según ha explicado Beatriz Lara. Por su parte, Manuel Pérez ha puntualizado que el adjetivo inglés “rare” no tiene las connotaciones negativas que sí se pueden apreciar en su traducción al español.