Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Diabéticos rechazan sustituir las farmacias para pedir las tiras reactivas

Califican la medida de “injusta, ilógica y desproporcionada”

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias (FAdiCAN) y la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) rechazan que se sustituya el canal farmacia por el de los centros de Atención Primaria para el suministro de las tiras reactivas, "una herramienta fundamental para el óptimo control de la patología por parte de los pacientes con diabetes".

Ángel Cabrera, presidente de FEDE.

El presidente de FAdiCAN, Julián A. González, y el presidente de FEDE, Ángel Cabrera, han definido esta medida de "injusta, ilógica y desproporcionada, porque afectará negativamente a la calidad de vida de unas 200.000 personas con diabetes diagnosticada en las Islas Canarias, ya que supondrá un importante obstáculo para poder adquirir este material de autoanálisis, imprescindible y necesario para poder autocontrolar la diabetes y evitar futuras complicaciones".

Asimismo, en la medida también se prevé la compra centralizada de tiras reactivas, "una propuesta que ha sido presentada por el Gobierno canario para ahorrar en recursos económicos", según informa FAdiCAN. Sin embargo, desde las federaciones apuntan que no supondrá un ahorro sino todo lo contrario, puesto que "al limitar el acceso a las tiras reactivas, el control de la patología será peor, incrementando la aparición de complicaciones derivadas de una diabetes mal controlada".

Las federaciones afirman que "todos los gastos de almacenaje y distribución lo cubrían anteriormente los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, sus cooperativas farmacéuticas y los laboratorios de tiras reactivas". Ahora, el Servicio Canario de Salud deberá organizar su sistema de almacenaje y distribución, con los consiguientes costes que esto genera, y hacer frente a las dificultades que la insularidad tiene.
Además, recalcan que "hay una enorme diferencia entre el número de farmacias existentes en Islas Canarias (más de 700) y el número de centros de salud (alrededor de 100), por lo que cada afectado siempre tiene más cerca una oficina de farmacia para poder adquirir sus tiras reactivas".