Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:25
Miércoles, 26 de noviembre de 2014, a las 11:42
Redacción. Murcia
La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Policía Local de Calasparra, ha desarrollado la denominada operación 'Afonía', que se ha saldado con la detención de tres personas presuntamente relacionadas con una organización criminal dedicada a la falsificación de recetas médicas.

Jesús Cañavate, responsable de la Subdirección General de Atención al Ciudadano e Inspección Sanitaria.

Las recetas eran empleadas para la compra en establecimientos farmacéuticos del medicamento 'Rubifen', un psicótropo cuyo componente principal es el metilfedinato, clasificado en la lista del Convenio de Viena como una sustancia sujeta a control.

El pasado mes de marzo, el Servicio de Inspección de Prestaciones Asistenciales de la Consejería de Sanidad y Política Social de la Región emitía un informe que daba a conocer a la Guardia Civil, sobre la entrega en distintas farmacias de la comarca del noroeste, de numerosas recetas con la misma numeración de control y referidas, además, al mismo medicamento.

Se inició entonces esta operación ‘Afonía’ para determinar el origen de estos documentos duplicados. Un inmueble en Calasparra, era el que supuestamente empleaba la organización como punto de reunión y trabajo, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Se han identificado a tres varones españoles supuestos integrantes de la organización, y vecinos de la localidad, además se han incautado más de treinta recetas falsificadas; 30 del Servicio Murciano de Salud en blanco y ocho ya cumplimentadas con la prescripción del medicamento.

Los detenidos, efectos recuperados y diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Caravaca de la Cruz.