Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Desestimada la denuncia contra Pomés sobre donaciones al Hospital Sant Pau

También Jordi Bachs, gerente de la Fundación patrimonial privada del centro, estaba denunciado por Carmen Pérez y la Asociación Profesional de Enfermería (API)

Miércoles, 22 de mayo de 2013, a las 19:25

Xavier Pomés.

Redacción. Barcelona
El Juzgado de Instrucción 22 de Barcelona, Juan Emilio Vilá Mayo, ha desestimado este miércoles la denuncia contra el presidente de la Fundación de gestión sanitaria del Hospital de Sant Pau y exconseller de Salud, Xavier Pomés, y el gerente de la Fundación patrimonial privada del hospital, Jordi Bachs, por presuntas irregularidades en la gestión de donaciones y legados recibidos por el centro.

Así lo recoge un auto, en respuesta a una ampliación de la denuncia presentada por el comité de empresa del hospital el 26 de abril en relación a donaciones y legados.

En el documento también desestima la denuncia por presuntas irregularidades en la contratación y adjudicación de los servicios de cocina, comedor laboral y cafetería suscrito el 11 de febrero de 2009 con la entidad Catering Arcasa.

El juez ha decidido investigar con piezas separadas la relación patrimonial entre las fundaciones y posible desvío de fondos, supuestos contratos ficticios y las obras del nuevo hospital, puesto que "el volumen de la causa, que cuenta con 1.862 folios, dificulta su tramitación".

Carmen Pérez y la Asociación Profesional de Enfermería (API) presentaron en mayo del año pasado una denuncia a altos cargos del centro por consentir una "arquitectura fraudulenta" entre las distintas fundaciones del hospital, al que también acusaron de pagar nóminas e indemnizaciones irregulares a exaltos cargos públicos y patronos.

Alegaban presuntos delitos societarios, de estafa procesal y malversación, en una denuncia contra el hasta entonces presidente del patronato de la fundación de gestión del hospital, Albert Folia y el administrador de turno de la Muy Ilustre Administración (MIA), integrada por Arzobispado, Ayuntamiento y Generalitat.

Hasta ahora, la facultativa y el comité de empresa han presentado ampliaciones de la denuncia contra diferentes aspectos, entre los que ha incluido al Protectorado de Fundaciones de la Conselleria de Justicia de la Generalitat por presuntamente obviar el "déficit histórico" que el Hospital Sant Pau de Barcelona tiene desde 1991, con la aprobación sin excepción de todas las cuentas