Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Desestimada demanda de Ib-Salut contra elecciones sindicales en cinco hospitales

La Abogacía de la comunidad autónoma demandó a los sindicatos en diciembre de 2011

Martes, 19 de febrero de 2013, a las 17:32

Redacción. Palma
El juzgado de los Social número 3 de Palma ha desestimado la demanda presentada por el Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut) contra las elecciones sindicales celebradas en los hospitales Psiquiátrico, General, Juan March, Son Llàtzer y de Manacor en octubre de 2010 y confirma su validez.

Miquel Thomàs, gerente del Ib-Salut.

La sentencia facilitada por UGT y sobre la que cabe recurso de súplica, da por válidos los laudos arbitrales que ya habían dado la razón a dicho sindicato por este asunto en 2011 y absuelve a todas las organizaciones sindicales demandadas por convocar elecciones en los hospitales que fueron UGT, Cemsatse, CSI-CSIF, CCOO, STEI-i, USO y USAE.

La Abogacía de la comunidad autónoma demandó a los sindicatos en diciembre de 2011 por haber convocado elecciones en los cinco hospitales y reclamó que se impugnaran las convocatorias electorales.

UGT interpuso a su vez impugnaciones electorales porque los directores de los hospitales Psiquiátrico, General, Juan March, Son Llàtzer y Manacor rechazaron constituir las correspondientes mesas electorales y se dictaron laudos arbitrales que estimaron la impugnación del sindicato y obligaron a los hospitales a constituir las mesas electorales y dar continuidad al proceso de elección.

Según la sentencia, el Ib-Salut no puede "obviar el procedimiento electoral sin vulnerar el derecho a la libertad sindical", por lo que desestima su demanda y absuelve a los sindicatos.

El sindicato UGT ha celebrado en un comunicado haber ganado la demanda contra el Ib-Salut por hacer desaparecer la representación del personal de Son Llàtzer, Manacor y Gesma.

UGT ha acusado al Govern de "atacar sistemáticamente a la representación de su personal" desde el comienzo de la presente legislatura, "pretendiendo disminuir su número para allanar el camino de recortes sistemáticos en todos los ámbitos de la sanidad pública de la comunidad autónoma".

El sindicato considera un ejemplo de esta política la decisión del Govern de suprimir, en el verano de 2011, la representación legal de los trabajadores de los hospitales de Son Llàtzer, Manacor, Psiquiátrico, General y Joan March, que había sido elegida democráticamente unos meses antes, como consecuencia de la derogación del acuerdo de derechos sindicales vigente en esos centros.

La decisión dejó sin representación a unos 5.000 trabajadores

Según el Ib-salut, el proceso de integración en el régimen estatutario del personal de los citados centros en abril de 2011, modificaba el régimen jurídico de los órganos de representación del personal afectado.

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) promovió un proceso de elecciones sindicales en los hospitales afectados, cuya anulación solicitó el Ib-Salut a través de la demanda que ha sido ahora rechazada.

UGT ha destacado que la sentencia considera que de no haberse celebrado las elecciones promovidas por el sindicato, se habría vulnerado el derecho a la libertad sindical del personal de la sanidad pública de Baleares.

El sindicato ha recordado que además del vacío de representación sindical que originó la decisión de Ib-Salut, también supuso la desaparición de los comités de seguridad y salud, que volverán a constituirse mañana "después de que la justicia haya dado la razón a UGT".