Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Madrid, Canarias y Valencia, molestas con la trascendencia de la estadística poblacional en la gestión de dependientes

Representantes autonómicos instan al Ministerio a priorizar la ratio de solicitudes, y no la de prestaciones, respecto a los habitantes

Lunes, 18 de abril de 2011, a las 22:37
María Márquez. Madrid
En la información estadística sobre la aplicación de la Ley de Dependencia presentada el pasado viernes por el ministerio de Sanidad, aparecía una comparativa autonómica de resolución de los Planes Individuales de Atención (PIA) con respecto a la población. En ella, las peor paradas eran Canarias, Comunidad Valenciana y Madrid, por este orden. Sus consejerías han querido matizar el valor de esos datos para Redacción Médica. Mientras que Canarias y la Comunidad Valenciana recalcan sus destacadas posiciones en el ámbito estatal con respecto al ritmo de atendidos y valorados sobre las solicitudes registradas, Canarias recuerda que cuenta “con dos sistemas (el suyo propio en colaboración con los cabildos insulares y el estatal) y es juzgada solo por uno”.

Canarias : "No se muestra la realidad completa"

De arriba a abajo, Joaquín Martínez, Inés Nieves  y Miguel Ángel García.

Desde la consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias critican que la estadística mencionada “no muestra la realidad completa” al basarse en criterios poblacionales ya que las islas “están entre las comunidades que mayores esfuerzos realizan en este campo”. El departamento que lidera Inés Nieves basa su argumento en que el gobierno insular gestiona dos sistemas, el suyo propio coordinando los cabildos, y el estatal. Así, recuerda que en 2010 se incrementó en un 97,64 por ciento el presupuesto de atención de dependientes “para cubrir tanto el mantenimiento como la construcción de nuevas infraestructuras”. Canarias atiende en este momento a 7.984 personas a través del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) y 29.450 a través del Sistema Canario de Atención a la Discapacidad (Sicad), siendo su población total de 2,1 millones de habitantes. Precisamente el pasado viernes, el consejo de Gobierno aprobaba la concesión de 16 millones de euros de refuerzo para la atención sanitaria dirigida a personas mayores dependientes y con discapacidad en el marco del Sicad.

Comunidad de Madrid: "Esta medición no es lógica"

Para el director general de Coordinación de la Dependencia de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel García, “no es lógico medir la atención de la dependencia poniendo en relación las solicitudes con el número total de habitantes”. En estos cuatro años, esta autonomía ha registrado un total de 135.490 solicitudes (hay 6,4 millones de habitantes) que han sido valoradas en un 95 por ciento, lo que la sitúa, según García, “por encima de la media nacional” en este parámetro. En dependientes atendidos, el porcentaje es de un 76,49 por ciento sobre el conjunto de beneficiarios, “más de nueve puntos por encima de la media estatal y solo por detrás de Cantabria, Castilla y León y La Rioja”.

Para García hay otro punto de desacuerdo con el baremo ministerial: los cuidados en el entorno familiar. “No se puede poner de ejemplo de buena gestión a las administraciones que presentan un mayor número de estas solicitudes, que fueron contempladas en la Ley como una excepcionalidad y ahora representan más del 50 por ciento del total de ayudas a nivel nacional”.

Comunidad Valenciana: "Obviar la ratio de solicitudes es un ejercicio de desinformación"

En el caso valenciano, el porcentaje de solicitantes sobre la población total (5,1 millones), un 2,05 por ciento, provoca el mismo 'efecto estadístico' que en Madrid. “Aún con el cien por cien de personas atendidas, la Comunidad Valenciana siempre estará entre las últimas según esta ratio”, resalta Joaquín Martínez, secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia. También comparte con Madrid un puesto nacional destacable en la valoración de los dependientes: con un 97,7 por ciento de los 104.000 solicitantes. “Este dato nos sitúa como la segunda autonomía de España con mayor porcentaje de valoración, solo por detrás de La Rioja”, indica Martínez. Siguiendo con rankings nacionales, con 46.238 dependientes atendidos, se convierte en la quinta región de España en este parámetro, lo que se traduce en que el 75 por ciento de grandes dependientes y severos están recibiendo ya “algún tipo de prestación”. El secretario autonómico considera que informar de la aplicación de la norma "utilizando solo" la ratio poblacional citada "y obviando la de solicitudes respecto a la población que la sustenta, es un ejercicio de desinformación como lo sería cocinar una encuesta para que dé el resultado deseado".

¿Por qué tanta diferencia entre autonomías en el número de solicitantes?

Joaquín Martínez lanza una interesante pregunta al aire: “¿Por qué se produce semejante diferente en el número de solicitudes entre las comunidades autónomas?”. Y es que la comparación es sorprendente: en la Comunidad Valenciana sólo el 2 por ciento de 5,1 millones  de personas han solicitado estos servicios, mientras que La Rioja registra un 2,38 por ciento de sus habitantes como solicitantes de un total 322.415 personas (INE a enero de 2010). Influencia de la inmigración que 'rejuvenece' el padrón, prestaciones anteriores a la Ley de ciertos gobiernos autonómicos... Quizás la clave estaría en un estudio pormenorizado de las pirámides de población.