17 nov 2018 | Actualizado: 11:55

Rechazo mayoritario a eliminar los compromisarios en el Colegio de Médicos de Madrid

Consideran que convocar a los 40.000 colegiados es “practicamente imposible”

Miércoles, 09 de abril de 2014, a las 11:25
Cristina Mouriño. Madrid
La propuesta de suprimir la Asamblea de Compromisarios del Colegio de Médicos de Madrid, que ha hecho la vicepresidenta, Ana Sánchez Atrio, para dejar que sea la Asamblea General la que tome las decisiones resulta “poco operativa”, según cuatro de los seis candidatos que concurrieron a las elecciones de 2012 y a los cuales corresponde designar una parte de los miembros de este órgano.

López Arribas y Sánchez Chillón.

Consultados por Redacción Médica, Sonia López Arribas, actual presidenta; Miguel Ángel Sánchez Chillón, Miguel García Alarilla, candidatos más votados en estas elecciones; coinciden en que “no parece de recibo que se tenga que convocar a 40.000 colegiados para tomar una decisión, cuando ya resulta complicado que asistan los 400 y pico compromisarios a una asamblea”.

La presidenta ha explicado que lo ve “poco operativo porque no puedes convocar a 40.000 colegiados”. López Arribas ha recordado además que “la Asamblea de Compromisarios debe renovarse y la vicepresidenta y el resto de la junta ya ha retrasado de forma deliberada estas elecciones”. “Ahora proponen eliminar este órgano, y eso está fuera de estatutos”, ha añadido.

Alarilla y Pastor.

Por su parte, Sánchez Chillón, ha subrayado que “según los estatutos el órgano máximo es la Asamblea General pero, por cuestiones de agilidad, se delega en la Asamblea de Compromisarios. No parece de recibo que se tenga que convocar a 40.000 médicos, salvo que se trate de circunstancias especiales”, ha continuado. “Pueden convocar a la Asamblea General, ha apuntado, el 10 por ciento de los colegiados, el 25 por ciento de los compromisarios o la junta directiva”. A juicio de Sánchez Chillón “es una dictadura encubierta de la vicepresidenta para poder hacer y deshacer a su antojo”.

Miguel García Alarilla cree que “es una barbaridad” y supone “convertir al colegio en un movimiento asambleario y dejar a la junta directiva sin contenido”. “La junta de gobierno debe tener autonomía suficiente”.

Sierra y Díaz Franco.

Luis Pastor, candidato también en las elecciones, ha afirmado que “es de todo punto inviable, por la dificultad de convocar a 40.000 colegiados”. Pastor ha señalado que “esta es una maniobra más para terminar de descontrolar el colegio”. “Es un intento de manipular una vez más el funcionamiento del colegio”, ha concluido.

En el lado opuesto, Guillermo Sierra y Juan José Díaz Franco, cabeza de lista de otras dos candidaturas, consideran positivo este cambio. Sierra destaca que “a través de la Asamblea General todos los médicos pueden decidir, es un órgano más democrático”; algo que también destaca Díaz Franco, que ha apuntado que “todo lo que sea democratizar más el colegio me parece fantástico”. Asimismo, cree que “el sistema de designación de compromisarios es desalentador y un mal sistema, por lo que una convocatoria universal sería fantástica”.

ENLACE RELACIONADO:
Atrio plantea eliminar a los compromisarios (04/04/14)