Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Darpón insiste en que la muerte de la niña de Treviño fue por una “valoración inadecuada”

El Ejecutivo recuerda que se ha abierto un expediente disciplinario a esta médica

Martes, 22 de abril de 2014, a las 12:21
Redacción. Vitoria
El Gobierno vasco ha reiterado este martes, que la decisión de no enviar una ambulancia para el traslado de la niña de Treviño (Burgos), fallecida el 17 de marzo en Vitoria por una infección derivada de una varicela, se debió a una valoración “inadecuada” de la médica coordinadora del servicio de emergencias, como informó el pasado 26 de marzo en el Parlamento vasco como consecuencia de la investigación abierta en Osakidetza.

Jon Darpón.

El Ejecutivo responde así a las informaciones periodísticas que este martes dan a conocer la conversación entre el 112 y la madre de la niña de tres años de Treviño, Anne Ganuza, que falleció el pasado 17 de marzo por las complicaciones derivadas de una varicela.

La transcripción de la conversación revela que la coordinadora de Emergencias de Vitoria informó a la madre de que no podían enviar un médico desde Vitoria al comprobar que la llamada se estaba realizando desde La Puebla de Arganzón, municipio del condado de Treviño situado en Álava pero perteneciente a Burgos.

La familia de la niña ha denunciado a varios médicos de los servicios de salud del Gobierno vasco y de la Junta de Castilla y León por la atención que se prestó a la joven en los días previos a su fallecimiento, y por la decisión de no enviar una ambulancia a su casa cuando, unas horas antes de su muerte, los padres contactaron con el servicio de emergencias.

Fuentes del departamento de Salud consultadas por Europa Press, han insistido en que se “reafirman” en la comparecencia que el consejero ofreció hace casi un mes en la Cámara vasca, junto al director general del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, Jon Etxeberria, para ofrecer explicaciones sobre la muerte de Anne Ganuza por las complicaciones derivadas de una varicela.

Como han reiterado, la decisión de no enviar una ambulancia para el traslado de la niña se debió a una valoración “inadecuada” de la médica coordinadora del servicio de emergencias “que optó por enviar al médico de guardia, aunque la investigación abierta por el Gobierno vasco, concluye que la derivación de un transporte sanitario para atender a la menor no habría evitado su fallecimiento.

Por otro lado, desde el Ejecutivo recuerdan que se ha abierto un expediente disciplinario a esta médica, dado que su modo de proceder puede ser constitutivo “de una falta con su correspondiente sanción tipificada en el ordenamiento jurídico”.