12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Darpón: “Se han sentado las bases para dotar a los guipuzcoanos de una atención oncológica de calidad”

Pondrá en marcha dos equipos de trabajo para renovar el concierto de financiación con Oncologikoa

vie 17 mayo 2013. 11.04H

Redacción. Bilbao
El consejero de Salud, Jon Darpón, ha asegurado que el Plan de Integración Funcional de la Atención Oncológica en Gipuzkoa, en cuya elaboración ya se trabaja, posibilitará una atención oncológica única y de calidad en ese territorio y para todos los ciudadanos y ciudadanas.

Jon Darpón.

En comparecencia parlamentaria, el consejero, acompañado por el  viceconsejero de salud y miembro del Patronato de Oncologikoa, Guillermo Viñegra, han manifestado que, de hecho, se han constituido ya dos equipos de trabajo: uno para la renovación hasta el año 2018 del concierto a través del cual el Gobierno Vasco dota de estabilidad económica a Onkologikoa; y otro, de carácter clínico, en el que profesionales de Oncología, Radioterapia y Cirugía tanto del Hospital Universitario Donostia como de Onkologikoa avanzarán de facto en esa integración funcional de ambos centros.

El acuerdo entre responsables de Onkologikoa, el Hospital Universitario de Donostia y el Gobierno Vasco contempla en un primer estadio poner en marcha Comités únicos de tumores; mejorar los protocolos comunes; coordinar la demanda para que no haya diferencias de espera; intercambiar conocimiento científico entre facultativos; y compartir la información clínica de forma que los pacientes puedan consultar indistintamente desde cualquiera de los centros.

En concreto, se está abordando ya la creación de un Servicio Integrado de Oncología Radioterápica y Radiofísica, mientras que en una segunda fase se trabajará en los servicios de Hematología y Oncología Médica. 

A medio plazo, se incorporarán también a los grupos de trabajo profesionales de Atención Primaria y de los centros hospitalarios de Guipuzcoa.

En palabras de los responsables del Departamento de Salud, el objetivo último del Plan que ha empezado a desarrollarse no es otro que “organizar la actividad oncológica en función de las necesidades de los y las pacientes, con independencia del hospital en el que sean atendidos en cada fase de su enfermedad y  garantizando así la mejor asistencia posible al ciudadano o ciudadana”.