Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Martes, 17 de diciembre de 2013, a las 16:24
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, ha asistido a un simulacro de activación y asistencia sanitaria de una emergencia que ha sido atendida mediante el nuevo protocolo de atención a las urgencias, denominado Rayo 061.

José Ignacio Nieto ha presenciado el simulacro.

Con la activación de este sistema en la Unidad del 061 para la Rioja Baja, culmina la incorporación del mismo a todas las Unidades de Soporte Vital Avanzado. El sistema comenzó a funcionar el día 19 de noviembre en el equipo de la unidad móvil de Rioja Alta, con sede en Haro; el 2 de diciembre, a la unidad de soporte vital avanzado de Rioja Media, en Logroño. Y desde ayer, día 16 de diciembre, en la tercera y última unidad, que atiende Rioja Baja y que tiene su sede en Calahorra.

Se trata de un programa que utilizan ya países como Canadá, Estados Unidos o Reino Unido, pero que en España, La Rioja es la primera comunidad en ponerlo en marcha, lo que coloca a la región en la vanguardia de la atención a las emergencias sanitarias

El programa Rayo 061 mejora la comunicación entre los profesionales que atienden la urgencia in situ y los que reciben al paciente a su llegada al hospital, de forma que los equipos de tres unidades de soporte vital avanzado pueden consultar, en el mismo lugar donde se produzca una emergencia, la historia clínica del paciente, antes incluso de estabilizarlo.

De esta forma, permite también incluir la información de la asistencia, de forma que los servicios de urgencias hospitalarios de La Rioja o los de otros centros, receptores del paciente, pueden visualizar en tiempo real el estado del paciente que es trasladado a su centro a través de su historia clínica electrónica (Selene).

Para ello se han informatizado tres unidades de soporte vital avanzado, dotadas con un dispositivo tablet especial y una pequeña impresora. Se trata de dispositivos totalmente sellados y desinfectados, para entornos clínicos, que garantizan la disponibilidad de datos en cualquier momento y situación gracias a su conexión 3G, permitiendo visualizar los documentos e imágenes de alta definición en el exterior gracias a una pantalla anti-reflejante.

La batería de larga duración ofrece un rendimiento aproximado de ocho horas de uso y una conectividad inalámbrica que asegura el acceso a redes móviles respondiendo a las máximas exigencias de los trabajos en cualquier ubicación. Su uso es rápido e intuitivo y en su configuración han participado los profesionales del 061 en La Rioja.