Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Cuatro nuevos paritorios multidisciplinares en el Hospital Severo Ochoa

El hospital contará en septiembre con un banco de lactancia materna

Miércoles, 23 de julio de 2014, a las 13:12
Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Severo Ochoa de Leganés cuenta con cuatro nuevos paritorios que permiten centralizar en una misma sala todo el proceso de los partos. En estas nuevas habitaciones, que ha visitado este miércoles el consejero regional de Sanidad, Javier Rodríguez, las pacientes dilatan, dan a luz y son atendidas en el post-parto de manera inmediata.

El jefe del Servicio de Obtetricia y Ginecología del hospital, Juan José Escribano, ha señalado que estas nuevas “instalaciones multidisciplinares” suponen una “adaptación a los tiempos modernos para dar atención integral y favorecer las relaciones afectivas de la madre con su hijo”.

En este sentido, las nuevas habitaciones ocupan una superficie de 250 metros y están equipadas con cama articulable de 90 centímetros, que se convierte en potro en el momento de la fase expulsiva del parto.

Además, las instalaciones permiten la realización de pruebas como la administración de la epidural, al margen de que cada habitación cuenta con cunas térmicas, equipo de reanimación neonatal, mesa de campo quirúrgico, un cardiotacógrafo para la monitorización y una bomba de perfusión de oxitocina.

Por otro lado, la jefa de Servicio de Pediatría del Severo Ochoa, Mariluz García, ha confirmado que previsiblemente en septiembre el centro contará con un “banco de leche materna”, en colaboración con el Banco Regional de la Agencia Materna del Doce de Octubre. Con este proyetco, el hospital leganense será receptor de la leche “allí procesada para poder administrar a niños prematuros o enfermos este preciado tesoro”, según Mariluz García.

Rodríguez niega el cierre de 300 camas este verano

Por otro lado, ha negado este miércoles que su consejería haya cerrado hasta 300 camas este verano en centros hospitalarios de la región, aunque ha precisado que su departamento aprovecha los meses de verano, “donde hay menos actividad y un millón de madrileños se va de vacaciones”, para “pintar, modernizar y hacer las reformas” necesarias en los centros. El consejero ha cuestionado la denuncia sindical sobre el cierre del Servicio de Traumatología del Gregorio Marañón, un cierre parcial que ha justificado por el inicio de obras previa ubicación de los pacientes en otras partes del complejo hospitalario.