Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Lunes, 06 de octubre de 2014, a las 14:48
Redacción. Sevilla
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía lamenta que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “vuelva a olvidarse” de los trabajadores de los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU), que quedan fuera de la nueva integración de categorías del personal del SAS.

Javier Martínez, presidente del sector de Sanidad de CSIF.

Así, para el Sector de Sanidad de CSIF-A es positivo que la Dirección General de Profesionales del Servicio Andaluz de Salud haya comunicado su intención de abrir un nuevo proceso de integración, “provocado por las presiones de esta central sindical”, pero lamenta que deje fuera algunas categorías, como la citada de Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias.

En este sentido, y a través de un comunicado, CSIF-A se congratula de que, gracias a su insistencia y a su presión, se abra un nuevo proceso de integración de nuevas categorías, aunque lamenta que “se haya tardado tanto, por los perjuicios que se les ha provocado a los trabajadores afectados”. Además, como en el caso del personal de mantenimiento, esta apertura del nuevo proceso de integración viene forzada por numerosos pronunciamientos judiciales que obligan al SAS a integrar al personal de Mantenimiento que lo había solicitado en las nuevas categorías.

En el caso concreto de los trabajadores de los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU), tras la declaración a extinguir de sus plazas ganadas por oposición, “se encuentran en la actualidad en un limbo laboral y sufriendo una discriminación negativa, con respecto a las retribuciones y la organización del trabajo, frente a sus compañeros de los Dispositivos de Apoyo de Atención Primaria, que realizan las mismas funciones”.

El Sector de Sanidad de CSIF-A exigió una Mesa Técnica para tratar la problemática de estos trabajadores de los DCCU, aunque la Administración sólo reunió una vez a dicha mesa, sin acordar ninguna solución para estos trabajadores. CSIF-A exige de nuevo que “se estudie una solución definitiva a los trabajadores que se han visto atrapados en estas plazas de DCCU”.

Por último, CSIF-A también exige saber “qué medidas va a tomar el SAS para que los trabajadores den el servicio óptimo en la detención preventiva de enfermedades a menores, cuyo plazo de edad anunció la consejería que se ampliaría de los cuatro a los 14 años, a pesar del grave déficit de personal que sufre la sanidad andaluza”.