14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

CSI·F insta a despolitizar la gestión para salir de la crisis

El sindicato radiografía el SNS llamando la atención sobre la falta de productividad y el elevado absentismo laboral

Jueves, 12 de abril de 2012, a las 17:17
María Márquez. Sevilla

En el centro, el presidente del sindicato, Miguel Borra, flanqueado por Fernando Molina, presidente del Sector Nacional de Sanidad, a la derecha, y José Luis Guerrero, secretario de Estudios y Negociación, y ponente de la jornada.

La ejecutiva del Sector Nacional de Sanidad de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F), revalidada en su VIII Congreso Nacional, ha comenzado nueva etapa con un análisis somero de los factores que inciden en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS). Deterioro de las condiciones de trabajo, absentismo laboral, copago y falta de coordinación del SNS, han sido los pilares de una ponencia, presentada por el nuevo secretario de Estudios y Negociación, José Luis Guerrero, que lleva al presidente de la entidad, Miguel Borra, a “no ser optimista” de cara al futuro más cercano y a instar a las autoridades a “despolitizar” la gestión sanitaria como paso ineludible para hacer frente a una deuda de 15.000 millones de euros. Guerrero añade: "Hay un gasto muy importante en cargos de libre designación, es urgente el adelgazamiento burocrático".

Una reforma estructural del SNS

Con el objetivo de “crear inquietud” en la reflexión sobre el SNS, el secretario de Estudios y Negociación del Sector Nacional de Sanidad de CSI·F, José Luis Guerrero, ha radiografiado la situación del sistema bajo el título ‘Análisis de cohesión y sostenibilidad del SNS. Una visión sindical’. El profesional sanitario tiene ahora a sus espaldas “tasas de reposición casi inexistentes, ampliación de jornada laboral, Ofertas Públicas de Empleo restringidas y cambios en las condiciones de la incapacidad temporal”, situación que se agrava, en opinión de Guerrero, por “la existencia de 17 sistemas de salud”.

El inevitable debate sobre los recortes, auspiciado por las recientes declaraciones de diversos ministros, ha llevado al ponente a recalcar que aunque se efectúen, “no evitarían que la deuda volviese en un futuro, por lo que es necesaria una reforma estructural”. Dicha reforma debería tener el arranque, desde el punto de vista de CSI·F, en el análisis de la productividad del personal sanitario (adecuación de plantilla a necesidades, ligar pago a resultados...) así como de las elevadas tasas de absentismo, que han provocado que ciertas autonomías como País Vasco (tasa de más del 10 por ciento) o Madrid (provocan un coste de 200 millones de euros) hayan preparado “planes de choque”. La mejora de la productividad sería, según Guerrero, una opción alternativa al manido copago, al igual que la racionalización del gasto mediante una cartera básica de servicios que de hecho está en la agenda ministerial, si bien el presidente de CSI·F, Miguel Borra, recalca que “hay que esperar a ver qué entiende la ministra por básica".

Y aunque el secretario de Estudios y Negociación del sindicato, José Luis Guerrero, tacha de “injusto” el euro por receta catalán, también reconoce que la elevada tasa de frecuentación de los servicios sanitarios en España (8 visitas al año por habitante), único país junto a Reino Unido y Dinamarca que solo contempla el copago farmacéutico, debería provocar un debate “serio y profundo”.

Miguel Borra, presidente del sindicato: “La sanidad no ha generado el déficit público”

Miguel Borra, presidente nacional de CSI·F.

El presidente del sindicato CSI·F, Miguel Borra, lamenta que la sanidad, así como los empleados públicos en general, carguen con la responsabilidad de los malos datos de las arcas públicas. Critica que “en vacas flacas, el sector sanitario siempre esté en el ojo del huracán, aunque la sanidad no haya generado el déficit público”, y ante la exigente reforma que se aproxima, llama a las autoridades a no permitir que ni la calidad asistencial ni el salario de los funcionarios sigan siendo perjudicados. “No podemos olvidarnos por qué hemos llegado a esta situación”, advierte Borra, quien clama medidas urgentes para reflotar el SNS como la mencionada despolitización de la gestión, compras centralizadas, “definir la gratuidad de los medicamentos”, educar al ciudadano en el uso de los recursos y poner fin al turismo sanitario. Con el Consejo Interterritorial a la vuelta de la esquina y los anuncios ministeriales de los últimos días, Borra manifiesta, a su pesar, no ser “optimista” con respecto al futuro más inmediato.

En primer término, Molina junto a dos compañeros del sindicalismo sanitario: Pilar Navarro, secretaria del Sector Salud, Sociosanitario y Dependencia de UGT, y el secretario general del Sindicato de Enfermería Satse, Alejandro Laguna. A continuación, Francisco Toquero, secretario nacional de prensa y comunicacion de CSI·F, y Carlos Amaya, asesor de CSI·F.