19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

CSIF critica el “recorte” de derechos que supone la Ley de Personal Estatutario del SCS

El sindicato recurrirá todos los artículos susceptibles de reclamación legal

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Margarita Ferreras (primera por la izquierda) junto a varios miembros del sector de sanidad de CSIF.

Redacción. Santander
El sindicato CSIF ha afirmado que la Ley de Personal Estatutario de Sanidad, aprobada el pasado lunes en el Parlamento regional, supone un “recorte muy importante” de derechos de los profesionales del Servicio Cántabro de Salud (SCS) y va a “empeorar” sus condiciones de trabajo, por lo que recurrirá todos los artículos susceptibles de reclamación legal.

La portavoz de Sanidad del sindicato, Margarita Ferreras, ha señalado que se trata de una ley “muy restrictiva” que, entre otros aspectos, permite la implantación del área única en el SCS, lo que supone que profesionales hasta ahora adscritos a un centro de trabajo tengan que desplazarse a “cualquier punto” en función de las necesidades de los gerentes, con modificación de sus horarios e incluso para realizar guardias.

“Supone una revolución en las condiciones de trabajo”, ha recalcado Ferreras, que ha destacado además que la ley implanta la figura de la comisión de servicios con carácter “forzoso, lo que permite desplazar a profesionales a otro lugar de trabajo”. “Es un arma que puede utilizarse para trabajadores incómodos”, ha recalcado.

Asimismo, según ha dicho, la ley establece un “agravio comparativo” entre las plazas de los facultativos del Hospital Marqués de Valdecilla y el resto, ya que para las primeras se establece el concurso baremado, es decir de méritos y “sin participación” sindical, mientras que en los de Laredo o Sierrallana se va a aplicar el concurso-oposición, lo que provoca una “dualidad”, a su juicio, y que haya profesionales “de primera y de segunda”.

En cuanto al modelo retributivo, la portavoz del CSIF ha explicado que esta ley modifica el precio de la hora extraordinaria, que se va a pagar al precio de la hora de guardia, que es “mucho más barata”, lo que supone un “retroceso económico”.

Ferreras ha señalado además que la nueva normativa “deja claro” que la carrera y el desarrollo profesional “sólo sea” para el personal con plaza en propiedad y no para el interino, algo a lo que CSIF “siempre se ha opuesto”.

Ha criticado también que la ley no desarrolla ni establece las bases de la jubilación parcial y voluntaria, ni tampoco entra a desarrollar aspectos relacionados con vacaciones, permisos, o conciliación de la vida familiar y laboral. Además, “endurece” el régimen disciplinario en algunas sanciones.

Por otro lado, la portavoz del CSIF ha desmentido al consejero de Sanidad, Luis Truan, y ha señalado que la ley no es fruto del diálogo con las organizaciones sindicales. “Ni ha habido diálogo, ni nuestras aportaciones se han tenido en cuenta”, ha asegurado.

Para Ferreras, esta ley “no motiva” a los profesionales, sino “todo lo contrario”, y da al Gobierno regional “herramientas” para llevar a cabo una política de “recortes”, con menos sustituciones y empleo, y utilizando al personal como “correturnos” en función de las necesidades, algo que, según ha dicho, se va a notar en la calidad asistencial.

La asesoría jurídica del CSIF está estudiando el documento y, según Fererras, el sindicato va a recurrir “todos los artículos” susceptibles de reclamación legal. Además, ha iniciado ya una campaña por los centros de trabajo para informar de los trabajadores de los que “se les puede venir encima”. “Esta ley sólo va a generar conflicto”, ha apostillado.