Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

CSIF advierte un aumento del gasto en el Seris de 40 millones

Denuncia la reducción en 505 trabajadores de la plantilla

Jueves, 21 de noviembre de 2013, a las 16:51

Redacción. Logroño
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha desvelado este jueves que ha advertido un aumento del gasto en el Servicio Riojano de Salud (Seris) de 40 millones de euros entre los años 2011 y 2012, frente las afirmaciones del consejero de Salud, José Ignacio Nieto, que ha apuntado a un ahorro en la entidad de 17 millones en el último año.

José Ignacio Nieto.

En rueda de prensa, los responsables del Sanidad en el sindicato, Angel Laspeñas y David García, han dado a conocer una serie de datos, extraídos de documentos como Memorias del Seris, Estadística presupuestaria del Gobierno regional, la Cuenta General de la Comunidad o el censo electoral del Seris.

Con ello, como ha afirmado García, "hay datos, que son oficiales y recogidos desde el año 2009, que desvelan la mala gestión de José Ignacio Nieto al frente de la Consejería de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, en los últimos años", en lo que, desde el sindicato, se consideran como "graves incongruencias financieras".

En concreto, ha señalado que, en cuanto a camas hospitalarias, en 2007 había 630 instaladas y 577 funcionantes, mientras que el año pasado, pasaron a ser 522 camas instaladas y 493 funcionantes, "es decir, 108 camas menos instaladas y 74 menos funcionantes que se han perdido en cinco años".

Con respecto al personal, García ha apuntado que, entre 2011 y 2012, se ha reducido en 505 trabajadores -de 3.945 a 3.400-, mientras que, en el gasto total del Seris, en 2009 superó los 270,75 millones, que se redujeron a 257,9 en el año 2001, pero que, en el último año, han superado los 298,71 millones de euros.

"No sólo no se ahorra, como dice el consejero Nieto, sino que el gasto se eleva en este pasado ejercicio en más de 40 millones de euros", ha recalcado el responsable sindical, quien ha incidido, además, en que "ello, con un gasto en personal que se reduce entre 2011 y 2012 de 171,7 a 156,6 millones, 15 millones menos, un recorte importante".

Por contra, se aumentan "de manera desmesurada" otros gastos, como el de bienes corrientes y servicios, que sube entre 2011 y 2012, en más de 55 millones -de 78 a 133 millones-. Así, están los gastos en productos farmacéuticos y hemoderivados, "no las recetas, sino los gastos en medicamentos propios de hospitales y centros de salud", con un aumento del 343%, de 18,9 a 64,9 millones.

"Se podría entender -ha apuntado- en un caso de epidemia gravísima o porque se hubiesen incorporado medicamentos de última generación y suprimido los genéricos, algo de lo que no tenemos noticia". Igualmente, ha apuntado los gastos de radiología, que pasan de casi 600.000 euros a más de 2 millones, un 351 por ciento más, "cuando hace años que, por ejemplo, se dejaron de imprimir las radiografías".

Por último, ha hecho referencia a los gastos jurídico-contenciosos, que, en 2007, fueron de 6.500 euros, y que, en 2012, han subido a 1,28 millones, "más de un 19.000%", en gran medida por las reclamaciones del personal sobre diversos aspectos, "como los complementos que se han dejado de percibir".

Desfases

Por todo ello, García ha asegurado que "no hay un ahorro real" y ha apuntado a que, entre la Memoria del SERIS y la cuenta general de la Comunidad "hay desfases brutales" entre las cifras reflejadas, como "casi 44 millones en gastos corrientes, de 89,5 millones en la Memoria a 133,2 millones en la cuenta general".

En el caso de radiología, hay una diferencia "de más de 895.000 euros entre los 1,18 millones que refleja la Memoria y los 2,08 millones de la cuenta general" o, en productos de farmacia, "más de 36,6 millones", lo que le ha llevado a preguntarse "si se han transcrito mal los datos o es que se han falseado las cifras en las Memorias del Seris".

Con este informe, desde CSIF se cree que la gestión de José Ignacio Nieto es "ineficaz y deficiente, que no está suponiendo ningún ahorro para los riojanos y, muy al contrario, está acarreando consecuencias negativas para los pacientes y los profesionales que les atienden", por lo que ha pedido "explicaciones sobre estos desfases, sobre todo a los ciudadanos".