Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

CSI-F denuncia que la bolsa de personal no sanitario está desfasada

“El Salud no ha cumplido el compromiso de ampliar el personal adscrito a su gestión”

Viernes, 11 de febrero de 2011, a las 12:35

Ana Sesé, gerente del Servicio aragonés de Salud.

Redacción. Zaragoza
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha criticado al Servicio Aragonés de Salud (Salud) por mantener vigente una Bolsa de Contrataciones del Personal no Sanitario “totalmente desfasada y con medios precarios”.

Según ha explicado esta organización sindical en un comunicado, el Salud “no ha cumplido el compromiso de ampliar el personal adscrito a su gestión”, que debe rebaremar 40.000 expedientes y valorar por vez primera otros 30.000; en total, 70.000 documentos “que hay que revisar y tramitar, un trabajo de años”, han apuntado.

El sindicato ha criticado la decisión del Salud tomada en diciembre de 2010 de no computar en el baremo de esta Bolsa unos cursos que cuentan con un reconocimiento oficial que sí los ha hecho válidos para otras convocatorias del Salud, como en los recientes concursos-oposiciones, y que mantienen su vigencia para el resto del Estado.

Así, han señalado, los últimos listados definitivos vigentes de la Bolsa datan de abril de 2007 y la última actualización de datos de enero de 2009, de forma que el Salud “mantiene vigente una desactualizada Bolsa”.

Esto ocurre, además, “sin que se haya producido la prometida ampliación de la plantilla dedicada a su gestión, que hubiese contribuido a aligerar la carga laboral y a agilizar el proceso”. Según CSI-F, “no sólo no se han incorporado esas dos personas, sino que tres de los siete trabajadores adscritos a la Bolsa van a cambiar de destino laboral tras los últimos concursos-oposición y traslados” y sus sustitutos, si llegan, “precisarán de un necesario tiempo de adaptación”.

En su opinión, “por mucha y buena que sea la actitud de los trabajadores encargados de gestionar la Bolsa difícilmente podrán hacer frente en menos de dos años” a los 70.000 expedientes sometidos a diversos trámites, con unos recursos, asimismo, “claramente insuficientes”.