16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Cruz Roja pide al Gobierno que no suspenda más líneas de transporte interhospitalario

Consideran que aunque solo una persona lo necesitara debería costearse

Martes, 10 de abril de 2012, a las 16:21

Redacción. Pamplona
Representantes de Cruz Roja encargados de la gestión del transporte colectivo interhospitalario en Navarra han defendido los "beneficios" que aporta este servicio para los pacientes y han reivindicado que "con que sólo una persona necesitase el autobús sería más que suficiente para que el Gobierno lo costease".

Protestas contra la cancelación de algunas líneas.

Así lo han señalado José Antonio Arandigoyen y Rafa Huarte en una sesión de trabajo en el Parlamento, a petición de Nafarroa Bai, en la que han destacado que "si no hubiese sido por el boca a boca entre los ciudadanos, la utilización de esta prestación todavía hubiera sido bastante menos".

En concreto, Arandigoyen, conductor del autobús que viajaba entre Estella y Pamplona, un servicio que el Gobierno ya ha suprimido, ha destacado que esta prestación suponía un "beneficio muy grande" para los enfermos, ya que como viajaban juntos hasta el hospital "comentaban conjuntamente sus problemas y se aliviaban bastante".

"Si los pacientes viajaban solos hasta Pamplona, cada uno en su coche o en el autobús de línea, venían preocupándose del problema que tienen, cosa que haciendo el servicio conjunto comentaban su enfermedad y no era así", ha remarcado.

Arandigoyen ha explicado que de vez en cuando tenía que parar el autobús en el trayecto debido a que algunos pacientes después del tratamiento "se ponían mal", algo que, ha precisado, no se podrá realizar si desde ahora viajaban en una línea de transporte urbano.

En este sentido, ha detallado que "si se pone un vehículo desde Estella que no tenga tantas plazas el porcentaje de utilización subiría bastante" y ha propuesto que "en vez de utilizar un autobús de 22 plazas, se ponga uno de 12 ó 13, así hablaremos de una ocupación del más del 80 por ciento". Además, ha planteado realizar una parada en Puente la Reina para "optimizar el servicio".

Por su parte, Rafa Huarte, encargado de la parte estadística del servicio y de recibir las llamadas, ha precisado que en el autobús desde Estella "no ha habido nunca problema de plazas", si bien ha recalcado que "sí que ha habido que dejar gente fuera por falta de plazas en el servicio de Tudela", donde la demanda ha aumentado.

Según ha indicado el representante de Cruz Roja, existen 736 personas afiliadas en el servicio, de los que 132 sólo han necesitado un traslado, "pero incluso hay una persona que ha tenido que venir a Pamplona 239 veces".

Un servicio que “tiene que existir”

En el turno de los grupos parlamentarios, Asun Fernández de Garaialde, de Nafarroa Bai, ha defendido que el transporte colectivo interhospitalario es un servicio "que tiene que existir y estar para toda Navarra y para todos los ciudadanos que lo necesiten".

En su opinión, el departamento de Salud "tendrá que organizarlo del modo qué sea", dado que "muchas personas después de recibir un tratamiento de quimioterapia no pueden volver con su propio pie". "Necesitan de otras personas que le acompañen", ha subrayado, para valorar "el beneficio psicológico" que aporta este tipo de servicio para los pacientes.

Por parte de UPN, Antonio Pérez Prados, ha defendido que "todos los pacientes de Navarra son tratados igual" y ha preguntado a Nafarroa Bai "qué otras alternativas están pensando cuando dicen que hay que ofrecer este servicio para todos los navarros, cuando ya se está ofreciendo en las mismas condiciones para todos los ciudadanos".

Desde las filas del PSN, Mari Carmen Ochoa se ha mostrado convencida de la "bondad" del transporte colectivo interhospitalario, ya que "nosotros fuimos junto con UPN quienes instalamos el servicio y pusimos líneas presupuestarias para que funcionase". No obstante, ha admitido que se podría dar un "mejor servicio" y ser "más equitativos, dándole una vuelta pero manteniéndolo".

Por parte de Bildu, Bakartxo Ruiz ha valorado los "beneficios" que el transporte interhospitalario "aporta a los pacientes", aunque ha lamentado que "vamos camino de que este servicio desaparezca en varias comarcas". Ha pedido que "se busque la eficacia", pero "no que se ahorren 90.000 euros en detrimento de la calidad del servicio".

El parlamentario 'popular' Eloy Villanueva, por su parte, ha defendido "la necesidad de seguir manteniendo en la medida de lo posible esta prestación" que es "positiva" y "facilita la vida a las personas que se encuentran en condiciones vitales complicadas". No obstante, ha manifestado que no es "erróneo" que el departamento de Salud quiera analizar "cuál es la mejor fórmula para redefinir el servicio".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha incidido en que la postura de la coalición es "mantener el servicio desde Tudela y recuperar el de Estella" y ha reconocido que se "alegra mucho" de que haya aumentado la demanda en la capital ribera, porque supone que "estamos rentabilizándolo".