Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Crean un registro informatizado de partos y cesáreas que evita intervenciones innecesarias

El Servicio de Ginecología del Hospital de Manacor coordina el proyecto y el área de Salud de la Fundación Bit aporta el desarrollo tecnológico

Jueves, 09 de octubre de 2014, a las 16:59
Redacción. Palma de Mallorca
La Fundación Bit y el Hospital de Manacor han creado un registro informático que posibilita archivar y tratar datos procedentes de los partos y cesáreas para poder tomar medidas y reducir la realización de intervenciones innecesarias.

Joaquín García, consejero de Economía y Competitividad (centro), durante la presentación del proyecto.


Se pueden conocer los riesgos que influyen en la ejecución de las cesáreas a partir de la obtención y análisis de la información y, por lo tanto, se puede establecer un modelo de predicción que permite una toma de decisiones clínicas que reducen estos factores de riesgo, según ha informado el Govern.

Es un “proyecto pionero y piloto que contribuirá a reducir las cesáreas innecesarias”, según ha destacado el consejero de Economía y Competitividad, Joaquín García, indicando además que “la tecnología ayuda a avanzar en todos los ámbitos y en este caso en el de la Sanidad”.

El novedoso informático se ha diseñado para que pueda crecer con datos de otros hospitales públicos españoles, sin coste adicional. Iniciado en 2012, será ejecutado hasta finales de 2015, y está financiado por la convocatoria de ayudas de proyectos de investigación en Salud del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Sanidad.

El equipo investigador coordinador elaborará durante el año 2015 un plan de expansión del modelo al resto de hospitales españoles, tanto públicos como privados, así como la integración del sistema dentro de la historia clínica digital del Sistema Nacional de Salud. Además, el sistema permitirá hacer una explotación conjunta, estableciendo un modelo de predicción de la tasa de cesáreas y posibilitando el ajuste de las tasas de cesáreas por niveles de riesgos, lo que permitirá comparar tasas de diferentes hospitales.

El proyecto piloto se ha implantado inicialmente en cuatro centros hospitalarios públicos españoles, dos de ellos de Baleares: el de Manacor y Can Misses en Eivissa, que trabajan junto con el Complejo Hospitalario de Pontevedra y el Hospital de la Plana de Villareal en Castellón.

El Servicio de Ginecología del Hospital de Manacor es el investigador principal y la entidad que coordina el proyecto, mientras el área de Salud de la Fundación Bit aporta el desarrollo tecnológico. La Oficina de Tecnología de la Información y Comunicación (OTIC) del Ib-Salut también forma parte del proyecto como colaborador, proporcionando la infraestructura que apoya al 'software' desarrollado.