Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Creada la Primera Unidad de Gestión Clínica del Hospital Carmen y Severo Ochoa

La Unidad de Salud Mental del Área II estará integrada por un equipo de diez profesionales

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Oviedo
El Gobierno de Asturias ha dado luz verde a la creación de la unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Área Sanitaria II, con Cabecera en Cangas del Narcea, y que será la primera que se constituirá en el Hospital Carmen y Severo Ochoa, cabecera del área sanitaria. Esta nueva unidad de Gestión Clínica se desarrollará durante el próximo año siguiendo el nuevo modelo de organización de las prestaciones sanitarias que propone el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y que tiene entre sus objetivos mejorar la calidad de la atención que se presta a los usuarios.
 

Elena Arias, gerente del Sespa.

La Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Área II estará integrada por un equipo de diez profesionales (dos psiquiatras, dos psicólogos clínicos, tres diplomados universitarios en enfermería, un trabajador social, un auxiliar de enfermería y un auxiliar administrativo) para una población de más de 30.000 personas y que atienden actualmente a cerca de 1.800 usuarios fundamentalmente de los municipios de Cangas del Narcea, Ibias, Degaña, Tineo y Allande.

Con estas nuevas unidades, el Servicio de Salud del Principado de Asturias cuenta ya con más de cuarenta equipos multidisciplinares de profesionales de Atención Primaria y Especializada comprometidos con la gestión clínica, diseminados por toda la red asistencial asturiana.

Evaluación del Programa Piloto

La primera experiencia de gestión clínica en Atención Primaria en Asturias, desarrollada durante el pasado año ha sido todo un éxito desde el punto de vista de la mejora en la calidad de la prestación de los servicios, el aumento en la seguridad de los pacientes, la satisfacción de los usuarios y el uso eficiente de los recursos públicos.

Una vez hecha la evaluación de los cinco centros pilotos que echaron a andar en 2009, Arriondas, Ribadesella, Luanco, Trevías, y La Fresneda, ha quedado de manifiesto que cuando los profesionales se implican más activamente en la gestión de recursos, todas las partes resultan beneficiadas.