10 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Cospedal: “Ni se han cerrado centros sanitarios ni privatizado servicios”

La presidenta asegura que “se ha reducido la inversión en sanidad privada sin mermar la calidad”

jue 05 septiembre 2013. 15.40H

Redacción. Toledo
La presidenta  María Dolores de Cospedal ha destacado que, a pesar de que el Servicio regional de Salud (Sescam) se encontraba en "quiebra" cuando el PP llegó al gobierno, la Junta no ha cerrado "ni un hospital, ni un centro de salud" ni ha privatizado "ningún servicio".

María Dolores de Cospedal.

Cospedal ha analizado durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región la política de gobierno en el ámbito sanitario desde el inicio de la legislatura y ha destacado que se han modernizado los servicios de salud y se ha reducido la inversión en sanidad privada sin mermar la calidad, en la que el anterior Gobierno socialista gastaba 206 millones de euros cada año.

"En el verano de 2011, solo el Sescam acumulaba 600.000 facturas por valor de 1.700 millones de euros sin pagar. En el primer semestre de 2011, solo habían pagado el 12 por ciento de gasto correspondiente a ese año y se habían gastado el 85 por ciento", ha lamentado Cospedal. La presidenta autonómica ha destacado que esta situación se ha solventado gracias al "esfuerzo de los profesionales de la sanidad y la colaboración de los ciudadanos de Castilla-La Mancha".

Ha resaltado que ahora el Sescam es sostenible y, entre las medidas tomadas por el Gobierno autonómico, ha recordado el pago de la deuda de 121 millones de euros a los farmacéuticos, el ahorro farmacéutico de 120 millones de euros entre julio de 2012 y 2013 o la puesta en marcha de un plan de choque para reducir las listas de espera con una inversión de 15 millones de euros.

También ha destacado la puesta en marcha de la receta electrónica, los medicamentos gratuitos para los parados, la eliminación de las peonadas, el aumento de los quirófanos o el desbloqueo de las obras del nuevo Hospital de Toledo. Del mismo modo, ha resaltado que se ha elevado el presupuesto en atención a la discapacidad hasta los 107 millones de euros, que por primera vez todas las plazas residenciales concertadas cuentan con certificación de calidad y que se ha aumentado más de un 20 por ciento la atención a mayores de edad más desprotegidos.