Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Consumo analiza las residencias privadas de mayores y su trato con el usuario

Más del 80 por ciento de las actuaciones de control realizadas obtienen una valoración positiva

Martes, 27 de agosto de 2013, a las 12:43

Redacción. Zaragoza
La campaña de la Dirección General de Consumo, que se realiza de acuerdo a la Ley de protección y defensa de los consumidores y usuarios de Aragón, se ha dirigido a los establecimientos asistenciales para mayores, de carácter privado y se ha llevado a cabo entre mayo y julio, del presente año, en 85 centros privados, de los que 47 corresponderían a Zaragoza capital y provincia, 19 a Huesca y 19 a Teruel y participando en su análisis los tres servicios provinciales.

Sergio Larraga, director general de Consumo.

Los apartados del análisis realizado se dividen en un primer apartado de cumplimiento de los derechos básicos (precios, facturas, hojas de reclamaciones…), un capítulo concreto alrededor de la publicidad de los centros y un subapartado con las condiciones de contrato (fianzas, cláusulas abusivas, imposición de servicios no solicitados…)

En el primer apartado el cumplimiento es generalizado (83,2 por ciento); aunque debería mejorarse el uso de las hojas de reclamaciones y su acceso, ya que su existencia y disposición al consumidor es obligada; para lo cual ya se ha ofrecido la colaboración de la Dirección General de Consumo al objeto de subsanar dicha omisión.

En relación a la publicidad, comprobamos que en nueve de cada diez residencias no se omite ningún dato importante en su publicidad. No obstante, desde Consumo quieren constatar que en 2 de cada diez casos se publicita un servicio médico cuando no es otro que el referente al sistema público del Salud y no a un facultativo propio del centro.

El último apartado referido a las condiciones de la contratación, arroja resultados satisfactorios. A excepción de que, en la mitad de las residencias, en caso de no utilización de servicios por estar hospitalizado (sobre todo referido a servicios de comidas o rehabilitación), éstos no se descuentan de la factura correspondiente.

La Dirección de Consumo destaca que una de cada tres residencias privadas inspeccionadas tienen concierto con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, todas las residencias menos una disponían de seguro de responsabilidad civil (la existencia de dicho seguro supone una garantía adicional para el consumidor), asimismo, una de cada seis residencias prestaba atención médica por facultativo de la empresa al menos 4 horas al día, el 81 por ciento disponía de servicio de cocina propia, todas menos dos cambian la ropa de cama semanalmente y solamente el 7por ciento cambia de colchón y/o mobiliario cada vez que se produce la entrada de un nuevo residente.

En Aragón, en el año 2012, el número total de plazas en residencias de la tercera edad ascendía a 17.163 personas; siendo, dos tercios de las solicitudes, realizadas por mujeres; según los datos del Instituto Aragonés de Estadística.