16 nov 2018 | Actualizado: 14:50
Viernes, 09 de agosto de 2013, a las 19:34

Redacción. Alicante
La Consejería de Sanidad de la Generalitat valenciana ha cobrado desde enero de 2013 más de 134.000 euros por atención a pacientes extranjeros desplazado temporalmente en la comunidad que no acreditan cobertura sanitaria con cargo a instituciones de la seguridad social, gracias al sistema de pago con tarjeta bancaria, según ha indicado la Generalitat en un comunicado.

Este importe corresponde a 830 facturas, tal y como ha señalado el consejero Manuel Llombart, quien ha visitado este viernes el centro de salud de Altea para comprobar la marcha de este servicio.

Durante el año 2012 la consejería de Sanidad facturó un total de 39 millones de euros en concepto de atenciones a turistas extranjeros. De estos 39 millones cobró un total de 24 millones, ya que el reparto de la facturación dentro de la Unión Europea se realiza de acuerdo al principio de solidaridad. Esto supone que la Comunidad obtuvo el 38 por ciento de la facturación realizada por el Estado español por este concepto.

Gracias a la modernización de los sistemas de facturación y la implementación de los nuevos datáfonos, Sanidad espera incrementar la facturación en 5 millones más durante el año 2013, alcanzando los 44 millones de euros en asistencia a turistas extranjeros.

Plan de facturación ‘in situ’

El método de pago por datáfono, uno de los disponibles en los servicios de facturación de los departamentos de salud, se ha visto potenciado desde abril de 2013, cuando la consejería puso en marcha un proyecto para impulsar la facturación y cobro a turistas extranjeros que no acreditan cobertura con cargo a instituciones de la seguridad social de sus países de procedencia en los centros de atención primaria y urgencias hospitalarias con especial afluencia de turistas extranjeros.

Este proyecto suponía en primer término dotar a los centros sanitarios de las herramientas necesarias para emitir y notificar facturas desde la misma aplicación informática con la que se está gestionando la asistencia del paciente. Esta novedad simplifica la burocracia y garantiza que el paciente recibe la factura de su atención en el mismo momento en el que es atendido.

Además, evita remitirles a trámites posteriores, "con las molestias y desplazamientos que eso supone, especialmente en pacientes que están de paso", ha explicado el consejero.

En segundo término, las medidas del proyecto permiten a estos centros que, una vez emitida la factura, el usuario pueda abonarla mediante tarjeta de crédito, "un método de pago que muchos turistas solicitaban y no se les podía ofrecer hasta ahora". "Entregar la factura in situ y posibilitar el pago en el momento son importantes avances tanto para el ciudadano como para la Administración", ha añadido.

Éxito de la experiencia piloto

Desde la puesta en marcha de esta iniciativa hasta ahora, --entre abril y julio de este año--, se han cobrado cerca de 80.000 euros mediante datáfono, correspondientes a 617 facturas. "Eso supone un incremento del 62 por ciento respecto al mismo periodo del pasado año, lo que muestra la aceptación y utilidad de las medidas aplicadas", ha apuntado Llombart.

Durante todo 2012 se cobraron por tarjeta 932 facturas por un importe de 164.570 euros. Por su parte, el centro de salud de Altea visitado hoy es uno de los once que forman parte de este programa en su Departamento de Salud, donde las facilidades de facturación y cobro están disponibles por su mayor afluencia de turistas. Concretamente este centro ha cobrado 12.600 euros mediante datáfono.

En total, 27 centros de la Comunidad participan en este proyecto de modernización: 6 en la provincia de Castellón; 3 en la provincia de Valencia; y 18 en Alicante.