13 dic 2018 | Actualizado: 09:20

Catálogo: Farjas rompe con Pajín y pide hablar con Chaves

Desde la Consejería gallega consideran que se trata más de un problema político que jurídico

mié 16 marzo 2011. 19.53H
María Márquez / Óscar López Alba. Madrid
En la tarde de este miércoles ha variado el rumbo de la negociación sobre el catálogo gallego de medicamentos, el llamado cataloguiño. Según ha podido saber Redacción Médica, desde la Consejería de Sanidad gallega han rechazado una nueva reunión técnica con representantes del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

A finales de febrero se reunieron en la sede del Ministerio representantes de ambas partes. En la imagen, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, con la consejera de Sanidad de Galicia, Pilar Farjas. Junto a ellas, José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad, y Nieves Domínguez, directora de Asistencia Sanitaria de Galicia.

Al parecer, las instrucciones dadas desde la Xunta son claras: se trata de un problema político, no jurídico. Por eso van a esperar una respuesta del Ministerio de Política Territorial que lidera Manuel Chaves. De esta forma, se rompe el diálogo que había hasta el momento entre Consejería y Ministerio de Sanidad, que tuvo su momento cumbre hace unas semanas, cuando se encontraron en Madrid la ministra Leire Pajín y la consejera Pilar Farjas. Desde entonces la cuerda se ha ido tensando desde Santiago de Compostela, desde donde se han negado a avanzar en la negociación alegando que, con el recurso de inconstitucionalidad en marcha, Sanidad les obligaba a “negociar con rehenes” (afirmaba la semana pasada Farjas en presencia del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos).

Quienes no han cambiado de posición han sido los responsables sanitarios nacionales. El Ministerio quiere seguir insistiendo en el diálogo y tiene intención de seguir convocando reuniones, porque al contrario que Galicia, consideran que el tema del cataloguiño no es una cuestión política, sino de cohesión territorial, equidad, derechos de los ciudadanos e invasión de competencias.

Además, fuentes ministeriales consultadas por Redacción Médica han advertido a la Consejería gallega que ésta es “una posición unánime del Gobierno en la que Política Territorial no difiere de Sanidad”, por lo que la vía escogida por Farjas y su equipo parece que es la misma por la que han transitado hasta ahora.