Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Comienza la campaña de vacunación en Baleares con la distribución de 147.800 inyecciones

El coste de las vacunas ha descendido un 32,7% gracias a la centra del compras

Viernes, 14 de octubre de 2011, a las 16:49

E.P. Palma de Mallorca
La Consejeria de Salud ha puesto en marcha este viernes la campaña de vacunación de la gripe estacional 2011-12, que se prolongará hasta el 30 de noviembre, con el objetivo de cubrir todos los colectivos de riesgo, entre los que se encuentran los mayores de 65 años, los adultos y los menores con enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas.

Durante este año, el coste de las vacunas ha descendido en un 32,7%, hasta alcanzar la cifra de 590.112 euros, gracias al acuerdo de compra que la Consejeria ha conseguido con otras administraciones, como los Ministerios de Sanidad y Defensa, las Comunidades Autónomas y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

De este modo, el acuerdo de compra de las vacunas por parte de todas las instituciones ha hecho posible un ahorro de 287.083 euros frente al gasto en vacunas de la campaña precedente, de manera que la Conselleria ha pagado en esta campaña un importe de 3,93 euros por vacuna, mientras que el año pasado cada una costó 5,77 euros.

Concretamente, este año se distribuirán 121.800 dosis para la gripe estacional en Mallorca; 16.000 en Ibiza y Formentera y 10.000 en Menorca. No obstante, en caso de que se necesitaran más, la Consejeria tiene un acuerdo con los laboratorios que se encargan de la distribución para adquirir un 20% más.

La consejera de Salud, Carmen Castro, resaltó esta semana la importancia de vacunar a los servicios esenciales para la comunidad, también considerado uno de los grupos de riesgo. Así, ha recomendado muy especialmente la vacunación a aquellas personas que por contacto, como el personal sanitario o el de residencias para la tercera edad, puede transmitir el virus a las personas de los otros grupos de riesgo.

Además, durante esta campaña, se repartirán más de 1.000 pósters entre todos los centros de atención primaria y se facilitará información al personal de los centros sanitarios para que puedan difundir la información sobre la gripe y concienciar a la población.

Por otra parte, en Baleares estará activo una red "centinela" en los centros de Salud, formada por 34 médicos que comunican semanalmente a la Dirección General de Salud Pública y Consumo los casos de gripe detectados y, asimismo, recogen muestras para ser analizadas y poder caracterizar los virus gripales que circulan en la comunidad.

Por último, desde la Consejeria de Salud recomiendan, en caso de contraer la gripe, hacer reposo, beber líquido y, además, extremar las medidas higiénicas para evitar su transmisión, como lavarse las manos, taparse la boca a la hora de toser o procurar no reutilizar pañuelos.