Denuncian que el decreto vasco exige un año de antigüedad en el padrón para obtener asistencia



16 jul 2012. 21.50H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Vitoria
Amnistía Internacional, Médicos del Mundo y Red Acoge entregan este martes más de 50.000 firmas en la sede de la Presidencia del Gobierno vasco, en Vitoria, para reclamar que no se adopten "medidas regresivas o discriminatorias" en el acceso al derecho a la salud y que se garantice el derecho universal a la atención sanitaria.

Esteban Beltrán, director general de Amnistía Internacional en España.

La entrega de firmas forma parte de una campaña que se desarrolla en todo el Estado español contra la reforma sanitaria del Gobierno central que, a partir del 1 de septiembre, impedirá el acceso a la tarjeta sanitaria a la mayor parte de los inmigrantes en situación irregular.

En Euskadi, el Gobierno autonómico ha expresado su rechazo a dicha medida y ha aprobado un decreto propio que permite que los inmigrantes puedan seguir accediendo a la tarjeta sanitaria aunque carezcan de permiso de residencia.

No obstante, diversos colectivos sociales han denunciado que la normativa del Ejecutivo vasco exige un año de antigüedad en el padrón para que, a partir de ahora, estas personas puedan recibir la tarjeta que les garantiza la cobertura sanitaria.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.