Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Colaborar y romper barreras para salvar el SNS

País Vasco y Canarias exigen a Sanidad que vele por la uniformidad del sistema sanitario

Jueves, 26 de enero de 2012, a las 21:49

Ángeles Blanco. Sevilla
La unión hará sostenible la sanidad. Esa es la idea que ha circulado entre los asistentes a la II Cumbre Ibérica de Líderes en Sanidad, que ha reunido en Sevilla a más de un centenar de directivos de la salud. Consejeros, gerentes y otros responsables del mapa sanitario español se han dado cita con sus homólogos portugueses para lanzar propuestas de optimización del sistema sanitario. Las recetas son muchas, pero todas tienen algo en común: es necesario colaborar y romper barreras transfronterizas para salvaguardar la calidad del sistema sanitario.

De izda a dcha: el viceconsejero de Sanidad del Gobierno Vasco, Jesús María Fernández; José Manuel Freire, de la Escuela Nacional de Sanidad y portavoz de sanidad del PSOE en la Asamble de Madrid; la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza; el director general de Planificación, Calidad y Consumo de la Junta de Extremadura, José Miguel Fernández Mastro; el secretario general de Calidad y Modernización de la Junta de Andalucía, José Luis Rocha; y el director general de Salud de Portugal, Francisco George.

En el acto de inauguración del encuentro la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, ha destacado el valor de la cooperación con otros países de la Unión Europea. “Resulta inmensamente útil”, afirma la consejera, a la vez que sostiene que existen “numerosas áreas” con potencial colaborativo como la investigación, la atención a pacientes de zonas limítrofes, el desarrollo de registros de pacientes a nivel supranacional y la puesta en marcha de políticas conjuntas en el mercado de medicamentos.

La población y los retos a los que se enfrentan la sanidad europea son “similares”. Existen muchos nexos en común y, aunque cada sistema deberá aplicar sus soluciones, esto foro es una “oportunidad” para encontrar las mejores. En este sentido, el director general de Salud de Portugal, Francisco George, ha perfilado el mapa poblacional y sanitario de Europa. Para George los cambios demográficos han hecho que el acento de las políticas se tenga que poner en la atención a pacientes crónicos y en la prevención de factores de riesgo como el tabaquismo o la hipertensión arterial. “El sistema enfocado a la atención a pacientes agudos tendrá que adaptarse a la nueva situación”, asevera.

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, durante la inauguración del encuentro. En la siguiente imagen: Montero junto el director general de Salud de Portugal, Francisco George.

Para lograrlo, todos los presentes creen que la receta madre es la potenciación del uso racional de los recursos sanitarios. Una cuestión hacia la que tienen que empujar en la misma dirección todos los agentes del sistema de salud, incluido el usuario. “El paciente debe participar en su propia enfermedad”, indica el secretario de Calidad y Modernización de la Junta de Andalucía, José Luis Rocha, a la vez que enfatiza la apuesta de Andalucía por la transparencia de las acciones políticas.

“Los modelos universales son mejores en términos económicos”, sostiene por su parte el viceconsejero de Sanidad el Gobierno vasco, Jesús María Fernández, durante su intervención en este encuentro organizado por la Fundación para la Colaboración, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía e Iberian Healthcare.

Una realidad que José Miguel Fernández Mastro, director general de Planificación, Calidad y Consumo de la Junta de Extremadura, considera ineludible. “Europa está fomentando los programas conjuntos con la ampliación del presupuesto destinado al fondo de cohesión”, asegura.

Las comunidades piden voz en las decisiones estatales

En este clima de consenso muchos de los presentes han exigido al Gobierno central que escuche a las comunidades antes de implementar acciones sanitarias con desarrollo autonómico y le han pedido que vele por la uniformidad del sistema sanitario.
 

Imagen de los asistentes a la II Cumbre Ibérica de Líderes de Sanidad debatiendo en las diferentes mesas de trabajo.

“Ninguna comunidad debería tomar decisiones de forma unilateral”, sostiene la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, a la vez que advierte de las consecuencias negativas que tiene la puesta en marcha de medidas autonómicas que “pueden romper la equidad” del sistema.

Para la consejera canaria deberían “consensuarse” las legislaciones estatales que “obligan” a aumentar el gasto sanitario autonómico. Una premisa que también comparte el viceconsejero vasco, que pide a Sanidad que se posicione ante iniciativas autonómicas como el euro por receta planteado por Cataluña o la subasta de medicamentos propuesta por Andalucía. “Se debe desarrollar un modelo homogéneo”, apostilla Fernández.