Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:00
Domingo, 22 de septiembre de 2013, a las 18:03

Redacción. Barcelona
Tanto el Colegio Oficial de Enfermeras y Enfermeros de Barcelona (COIB) como la Coordinadora de Usuarios de la Sanidad, Salud, Consumo y Alimentación (CUS) han acusado al Gobierno de España de "poner en juego" la salud de las personas con una enfermedad grave con la introducción del copago del 10% de una cincuentena de fármacos de dispensación hospitalaria.

El Coib considera que esta medida "incrementa la escala de perjuicios hacia personas que necesitan estos tratamientos para combatir su enfermedad", como es el caso del cáncer, la hepatitis y la esclerosis múltiple.

Para los enfermeros, la medida es absolutamente injustificada, ya que considera que tiene un objetivo recaudatorio: "En ningún caso se puede alegar, como ha hecho otras veces, que se persigue hacer un uso más racional en el consumo de medicamentos ".  Además, critican que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad haya actuado "de espaldas" a los profesionales por no haber pactado previamente la medida con los sistemas de salud autonómicos.

Por otro lado, la Coordinadora de Usuarios de la Sanidad, Salud, Consumo y Alimentación (CUS) apunta a que con el copago se “penaliza” a enfermos graves, especialmente aquellos con cáncer, hepatitis C y esclerosis múltiple.

En un comunicado, la coordinadora de usuarios ha valorado que la medida implica un "perjuicio" para las personas que, además de sufrir una enfermedad, deben afrontar una nueva carga económica.  "Penalizar las personas con cáncer, hepatitis C o cualquier afectación crónica no debe ser nunca una medida recaudatoria justificable", deploró la CUS.