Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Cobo apuesta por un “ajuste” del gasto sanitario en función de las rentas

Valdecilla debe prestar servicios “de referencia” para que la inversión económica “merezca la pena”

Lunes, 19 de marzo de 2012, a las 13:10

Tomás Cobo, presidente del Colegio de Médicos.

Redacción. Santander
El presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Tomás Cobo, prefiere, en lugar del copago en la sanidad, que se plantee un “ajuste” del gasto sanitario atendiendo al criterio de las rentas. De este modo, con rentas anuales “aceptables” se debería “participar” en la compra de medicamentos, en lugar de contemplar sólo el límite de edad, por ejemplo, en los pensionistas, en una alternativa en la que también incluye a la sanidad privada, ha asegurado Cobo en una entrevista en Radio Nacional de España (RNE) en la que ha participado Europa Press.

A su juicio, la pública y la privada deben trabajar “de forma sinérgica” y “conjunta”, con la asistencia de personas con rentas altas a los centros privados, ya que, según sostiene, “cuando más gente haya en la privada, menos recursos se gasta en la pública”.

“La privada nunca va a poder rentabilizar cierto gasto sanitario”, ha opinado y ha advertido que el Hospital Valdecilla debe ser “referencia” para que la inversión económica que se plantea “merezca la pena”. Esa condición de referencia pasa por “establecer buenas redes de comunicación” y “absorber” pacientes de otras zonas, porque de lo contrario, “no tendrá sentido” esa financiación para una autonomía de las dimensiones de Cantabria.

En la entrevista, Cobo reflexiona sobre la necesidad de “empezar a pensar” que “no hay tanto dinero” para “sostener” los servicios sanitarios, en los que las “expectativas creadas” resultan “muy amplias”.
Esto se debe en parte a la “sociedad de bienestar” en la que “ya no se ve la enfermedad o la muerte como algo natural, sino como un fracaso de la medicina”, lo que “repercute” en el médico, que, entre otras funciones casos, debe asumir también prácticas de medicina preventiva. Pero además, Cobo opina, a título personal, que “la desmembración del Estado que son las autonomías” le parece “una catástrofe”.

En el plano sanitario, pone como ejemplo que la compra de medicamentos debiera hacerse a nivel central, con el Gobierno nacional negociando con la industria farmacéutica e investigadores.
Finalmente, en cuanto a los proyectos de la entidad colegial, ha destacado la formación on-line a través de nuevas tecnologías, en la que participan 3.000 alumnos; y el programa de atención integral al médico enfermo; junto al “eje fundamental” de la institución, que es la “salvaguarda” del código deontológico.