Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15

Clínica Motpellier incorpora un sistema de financiación personalizado

Para tener acceso a tratamientos en las mejores condiciones económicas posibles

Lunes, 16 de septiembre de 2013, a las 14:38

Redacción. Zaragoza
Clínica Montpellier ha puesto en marcha el ‘Plan Financia’, un sistema de financiación de los tratamientos personalizado con el que se pretende dar todas las facilidades posibles a los pacientes en un momento marcado por las dificultades económicas.

Alfredo Pérez Lambán, director de la clínica Montpellier.

El director de la clínica, Alfredo Pérez Lambán, ha indicado que “somos conscientes de las necesidades de nuestros pacientes, que son nuestro principal compromiso”. “Gracias a este sistema, muchas personas podrán financiar tratamientos y necesidades médicas que en algunos casos o estarían a su alcance en caso de que tuvieran que pagarlos al contado”, ha añadido.

Cualquier cliente de la clínica que precise acogerse a un sistema de financiación lo puede solicitar, simplemente consultando a su especialista. Este le orientará inicialmente y le dirigirá hacia el departamento de nuestro centro donde iniciará los trámites.

El procedimiento de tramitación, siempre a través de la Clínica y sin moverse de ella, es realmente rápido. Bastan unos datos: DNI, justificante ingresos (IRPF en los autónomos, Justificante de pensión en los pensionistas y la última nómina en los asalariados). A ello habría que sumar un nº de cuenta bancaria a nombre del solicitante.

En el mismo Centro, se dispone de un simulador- calculadora para que, dependiendo de la cuantía solicitada, indicarle en el acto, como quedarían los pagos en cada una de las tres distintas opciones de financiación disponibles.

Hay tres tipos de financiación: sin intereses, en plazos de 3, 6, 9 y 12 meses; con intereses, en plazos de 3 a 60 meses, con intereses y tres meses de carencia, o con intereses y decidiendo cómo pagarlo al cuarto mes; y financiación mixta, en 12 meses sin intereses y el cliente decide cómo pagar el resto de la financiación.