14 nov 2018 | Actualizado: 09:40

Clínica Montpellier aborda las claves de la salud cardiovascular

El consumo de tabaco, la falta de actividad física y la alimentación son las principales causas de estas enfermedades

Lunes, 22 de diciembre de 2014, a las 11:07
Redacción. Zaragoza
La vida saludable se encuentra ligada a la salud del corazón. Fundación DFA y Clínica Montpellier han dedicado el segundo acto de su ciclo de Conferencias Divulgativas a la salud cardiovascular, bajo el título “Del corazón sano, al corazón enfermo”.

José Bueno Gómez, catedrático de Medicina Interna de la Universidad de Zaragoza; Vidal Tapia, responsable de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca de Clínica Montpellier; Alfredo Pérez Lambán, director de Clínica Montpellier; Víctor Vacas, presidente de la Asociación Aragonesa de Trasplantados de Corazón; José Miguel Monserrate, Presidente de DFA; y Juan Ignacio Pérez Calvo, profesor de la Facultad de Medicina, médico del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y miembro del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón.

Las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de mortalidad, se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos. Entre ellas destacan las cardiopatías coronarias,  el aumento de la tensión arterial, las vasculopatías periféricas, las cardiopatías reumáticas, las cardiopatías congénitas y la insuficiencia cardiaca. El consumo de tabaco, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable son las principales causas de las enfermedades relacionadas con el corazón se ha afirmado durante el encuentro celebrado en el Colegio de Médicos de Zaragoza.

José Bueno, catedrático de Medicina Interna de la Universidad de Zaragoza, y miembro del Comité Científico del Aula Montpellier, ha recordado que el corazón “es una magnífica obra de la naturaleza”.

Además, ha explicado a los asistentes su funcionamiento, e hizo un llamamiento a “cuidar el corazón”. Asimismo, se abordaron las enfermedades cardiovasculares más comunes, sus síntomas, su prevención y tratamiento.

La dieta, el ejercicio físico y la genética (“la importancia de elegir muy bien a los padres”) son elementos fundamentales en la salud cardiovascular, ha contado Juan Ignacio Pérez Calvo, profesor de la Facultad de Medicina, médico del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y miembro del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, para quien este encuentro con las asociaciones de pacientes supone “un camino de colaboración muy interesante”.

Pérez Calvo ha detenido en los factores de riesgo para la salud cardiovascular. En concreto se ha referido a los siguientes: “sexo masculino, raza negra, edad, hipertensión, colesterol, diabetes mellitus, obesidad, sedentarismo, tabaco y alcohol”. Pero también ha hablado de las consecuencias, de la arterioesclerosis, y de “la importancia de un buen estilo de vida y de una medicación adecuada”.

Otro ponente, Vidal Tapia, responsable de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca de Clínica Montpellier, se ha referido de una realidad, la rehabilitación cardiaca, todavía poco conocida y de la que Clínica Montpellier es pionera en Aragón.

Tapia ha comentado a la importancia que tiene esta rehabilitación “para ayudar a los pacientes a volver a llevar una vida activa, a favorecer una pronta reincorporación laboral y disminuir la morbi-mortalidad”, y ha señalado que no se trata de una terapia aislada. “Así, afirmó, los pacientes con insuficiencia cardiaca son candidatos a la rehabilitación, y desde nuestra experiencia la rehabilitación cardiaca mejora la capacidad funcional y mejora la calidad de vida de los pacientes”.

Finalmente, la jornada ha concluido con la participación de Víctor Vacas, presidente de la Asociación Aragonesa de Trasplantados de Corazón, que ha explicado en primera persona su experiencia de trasplantado, de su “volver a nacer”.

Y es que tras serle diagnosticada a los 49 años una microcardiopatía dilatada, ha recordado cuando los médicos le comunicaron que necesitaba “un trasplante o se moría”. Ha agradecido la generosidad de la donación, que hoy le permite llevar una vida activa, y ha subrayado cómo mejoran la calidad de vida los programas de ejercicio cardiosaludable.