Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 15:00

CiU propone crear un fondo sanitario específico para financiar las innovaciones terapéuticas

Presenta una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados

Domingo, 13 de octubre de 2013, a las 13:34

Redacción. Madrid
CiU insta al Gobierno a crear un Fondo Sanitario específico para la financiación de las innovaciones farmacoterapéuticas, aprobadas por el Ministerio de Sanidad e incluidas en el catálogo de medicamentos de financiación pública.

Concha Tarruella, portavoz de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados.

Según explica, dicho fondo sería finalista y adicional a cualquier otro fondo o dotación destinada a prestaciones de bienes o servicios sanitarios y además quiere que sea distribuido entre comunidades autónomas, por los criterios que se determinen en la conferencia sectorial, con la finalidad de que las administraciones autonómicas puedan asumir la financiación de los costes de las innovaciones.

Se trata de una proposición no de ley, recogida por Europa Press, y registrada para su debate en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales.

Los nacionalistas catalanes comentan que la industria farmacéutica constituye un “sector estratégico de suma importancia” por ser generador de un gran número de puestos de trabajo y contribuir notablemente a la capacidad productiva del país.

A su juicio, es también un sector líder de la economía española en investigación, desarrollo e innovación, un sector que además contribuye a mejorar la salud de los ciudadanos, redundando así en mayor bienestar y calidad de vida.

En un contexto de crisis como el actual, CiU ve “de vital importancia” conjugar la necesaria promoción de un sector estratégico altamente innovador con la sostenibilidad del sistema sanitario público, que dispone de unos recursos cada vez más limitados.

La financiación es de las CCAA

Además, cree que la distribución competencial hace que la decisión sobre la financiación de nuevos tratamientos con cargo al Sistema Nacional de Salud corresponda al Gobierno central, mientras que la financiación de dichos tratamientos corre a cargo de las comunidades autónomas.