21 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Cinco alumnos de Medicina de la Universidad de Zaragoza comienzan sus prácticas en el San Pedro

El inicio de esta colaboración fue posible gracias a la estructura hospitalaria y de investigación biomédica que se puso en marcha entre 2007 y 2008 en la región

Lunes, 15 de septiembre de 2014, a las 15:20
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires, han recibido en el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja a los cinco alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza que se incorporan al Hospital San Pedro para realizar sus prácticas de pregrado.

Nieto ha recibido a los alumnos.

A la recepción han asistido también los médicos tutores de los alumnos. Se trata de los estudiantes Jessica Acín, Natalia Alonso, Sheila Lacarra, Alba Lafuente y Adrián Compañón, que conforman la octava promoción universitaria.

Los alumnos completarán su rotatorio de prácticas tuteladas de 32 semanas por los servicios de Medicina Interna, Cirugía, Medicina Familiar y Comunitaria, Pediatría, Urgencias, especialidades médicas, Traumatología y Obstetricia/Ginecología. Estas tres últimas especialidades se incorporan y representan la principal novedad respecto al rotatorio de anteriores ediciones.

El Hospital San Pedro se convirtió en hospital universitario en 2008, lo que ha repercutido en el incremento de la actividad formativa e investigadora del centro hospitalario. Salud amplió así la actividad formativa del Hospital San Pedro, incluyendo a los futuros profesionales médicos y desarrollando cada vez de forma más amplia e intensa los planes formativos de la Consejería. Desde entonces, catorce alumnos han realizado su rotatorio en el Sistema Público de Salud de La Rioja.

La Consejería de Salud y Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja y la Universidad de Zaragoza llegaron a un acuerdo mediante el cual los alumnos de la Facultad de Medicina pudieran realizar el rotatorio de pregrado en el Hospital San Pedro, un total de 16 semanas de prácticas regladas.

Este acuerdo se plasmó en un convenio que contempla la colaboración global entre la Consejería y la Universidad aragonesa, para el desarrollo de un programa de docencia en diferentes grados y niveles académicos, que supone un importante estímulo hacia la investigación para los profesionales sanitarios riojanos y el incremento de la calidad asistencial originado por una formación médica más completa y enfocada a la práctica clínica. El inicio de esta colaboración fue posible gracias a la estructura hospitalaria y de investigación biomédica que se puso en marcha entre 2007 y 2008 en La Rioja, con dos infraestructuras capaces de prestar el soporte necesario a la actividad asistencial e investigadora que impulsa el Ejecutivo riojano.