Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

CESM y Satse reclaman más seguridad en los centros de Primaria para evitar agresiones

Alertan de que la crisis económica ha incrementado el nivel de agresividad de los usuarios

Martes, 31 de enero de 2012, a las 17:07

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
Médicos y enfermeros de Canarias han reclamado más seguridad en los centros de Atención Primaria, más personal y que los profesionales tengan la consideración jurídica de autoridad para combatir el índice de agresiones, que ha hecho que Canarias sea la Comunidad Autónoma que más sufre este fenómeno, según una encuesta de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Leopoldo Cejas-Fuentes (Satse) y Carlos Díaz (CESM).

El secretario general del Sindicato de Médicos de Tenerife, Carlos Díaz, asegura que los médicos no tienen "filtros" de entrada como sucede en los hospitales, "y cualquier persona que venga agresiva lo puede proyectar contra nosotros".

Díaz sostiene que la sobrecarga asistencial es uno de los grandes problemas porque genera un "caldo de cultivo" proclive al conflicto porque las personas "tienen que esperar y eso crea malestar". En Atención Primaria, la lista de espera alcanza ya los diez días, "y la gente viene ya enfadada desde casa y lo paga con el médico".

El otro problema que han diagnosticado desde el sindicato es la propia crisis económica. "La situación social hace que las personas vengan más agresivas. Están en el paro, les han bajado el sueldo, y lo pagan con quien tienen delante. Hay 30 por ciento de paro en Canarias, y esto va a ir a más, porque además, tienes poco tiempo y no puedes hablar con las personas", explica.

Díaz sostiene que los usuarios deben ver al médico como alguien que le va ayudar a resolver un problema de salud, "no para dar trabajo o ayudar a resolver los problemas económicos".

Desde el sindicato de enfermeros Satse, el secretario regional de Acción Sindical, Leopoldo Cejas, señala que los datos incluso son superiores porque "muchas veces, el insulto no se denuncia". Asegura que los profesionales sanitarios son la "puerta de entrada" del sistema, y por ello, exige que se refuerce su posición de autoridad, recomendada por la Fiscalía General de Estado, que hace más ágil el desarrollo del litigio ante la justicia.

Derechos y deberes

"Cuando uno tiene un problema, con el primero que se encuentra lo paga. En Canarias están los índices más bajos de España y Europa de enfermeros. Si el profesional no responde a nuestras expectativas, se tira del insulto, y el usuario tiene derechos que no puede perder, pero también obligaciones como seguir un tratamiento, la educación sanitaria o un uso racional del sistema", comenta. Cejas reconoce que en los hospitales el nivel de crispación es menor salvo en Urgencias, donde la espera o la aparente falta de información son un "hervidero" para los conflictos.