Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

CESM ve “sorprendente” que Talavera acoja operaciones quirúrgicas de Toledo

Ha aceptado la realización en el hospital de más de 600 intervenciones

Martes, 15 de octubre de 2013, a las 12:43

Redacción. Toledo
El sindicato CESM Castilla-La Mancha ha asegurado que "es sorprendente" que, a pesar de la "lamentable" situación de las listas de espera que tiene el Área de Talavera, la Gerencia haya aceptado la realización en el hospital de más de 600 intervenciones quirúrgicas procedentes del Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

"Esto lleva a la población del Área sanitaria de Talavera a ser considera por esta Gerencia, y por extensión también por el Sescam, como una población de segunda división, poniendo por delante la resolución de los problemas de otras áreas antes que los de la nuestra", ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Mientras tanto, Cesm indica que "la Gerencia del Área trata de acometer el aumento de listas de espera ocasionado por su deficiente gestión derivando a clínicas privadas la realización de pruebas diagnósticas, como TAC o ecografías, así como pacientes para la realización de procedimientos quirúrgicos". Esta situación, añade, aparte de las consecuencias negativas sobre las listas de espera en la comarca, "no satisface a nadie". "Ni a los pacientes que desde Toledo deben venir a Talavera a intervenirse, ni a los de Talavera que deben acudir a Madrid cuando preferirían operarse en su ciudad y en el sistema público".

Asimismo, añade que tampoco favorece a los facultativos que se ven presionados con una mayor carga de trabajo "sin que ni siquiera se les reconozcan derechos básicos que figuran de forma clara en el Estatuto Marco del personal sanitario". El sindicato indica que el Hospital General Nuestra Señora del Prado es uno de los más perjudicados por las listas de espera. Así, añade que durante 2012, los pacientes pendientes de alguna cirugía se han multiplicado por 2,5, "es decir han incrementado un 150% en tan sólo 12 meses".

Igualmente, señala que los pacientes que esperan un TAC se han multiplicado por 3, los pendientes de ecografía por 2 o los pendientes de Resonancia por 10. "Es decir, se han incrementado un 200, un 100 y un 900 por cien respectivamente", ha concluido.