Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

CESM ve “muy difícil” obtener representación en la Mesa General

El Sindicato Médico de Murcia no se presentará junto al de Enfermería, como ocurrió en las pasadas elecciones

Jueves, 13 de enero de 2011, a las 19:12

Redacción. Murcia
El Sindicato Médico de Murcia (CESM) espera obtener representatividad en la Mesa Sectorial de Sanidad, pero ve “muy difícil” lograrlo en la Mesa General de los empleados públicos de la comunidad, aunque reciba el voto de todos los médicos del Servicio Murciano de Salud (SMS), según su presidente, Francisco Miralles.

Francisco Miralles.

Para poder obtener representación en estas mesas, los sindicatos han de reunir el diez por ciento de los votos y, mientras los médicos constituyen aproximadamente el 15 por ciento del SMS, apenas representan el siete por ciento del conjunto de trabajadores de la Administración regional.

Miralles señala que CESM y el sindicato de enfermería (Satse), que concurrieron conjuntamente en las pasadas elecciones sindicales del SMS, ostentan “más del 30 por ciento de la representación” en la Mesa Sectorial, y en la Mesa General tienen más del 20 por ciento de la representatividad, el segundo mayor porcentaje después de CCOO y por delante de UGT.

Sin embargo, Satse y CESM se presentarán por separado a las próximas elecciones sindicales del SMS que se prevén en abril, lo que Miralles atribuye a una decisión del sindicato de enfermeros.

“El CESM representa a un colectivo muy pequeño, pero espera obtener un resultado suficiente para poder estar presente en las mesas de negociación sectorial”, confirmó Miralles. Al respecto, explicó que los médicos “representan aproximadamente un 15 por ciento del personal del SMS, y si votan al CESM en el mismo porcentaje deberían tener representatividad”, aunque señaló que el colectivo de médicos "es especialmente poco movilizable a la hora de ir a votar”.

Por este motivo, el presidente de la organización sindical de médicos destacó la “necesida” de convencer a estos profesionales de que “no podemos confiarnos ni confiar en nadie: si no vamos nosotros a votar nos quedamos fuera”. Miralles mostró su confianza en “trasladar a los compañeros esa sensibilización y que nos lleven a la mesa que nos interesan, que es en la que se negocian los temas de sanidad”.