14 nov 2018 | Actualizado: 13:00

CESM presenta una alternativa para presidir el Colegio de Médicos

Se trata de Isabel Montoya, secretaria de la Sección de Atención Extrahospitalaria del sindicato

Lunes, 03 de octubre de 2011, a las 23:56

Rodolfo Castillo y Francisco Miralles..

Óscar López Alba / Cristina Mouriño.
Las aguas bajan revueltas entre los principales líderes médicos de la Región de Murcia, Rodolfo Castillo, presidente del Colegio de Médicos, y Francisco Miralles, presidente del Sindicato Médico. Como muestra, este lunes CESM-Murcia ha anunciado en un comunicado que presentará una alternativa para la presidencia del Colegio de Médicos de la Región. Es decir, quiere competir con un Castillo que ha liderado y transformado la corporación en los últimos cuatro años. ¿Es un órdago de Miralles una vez que las recientes elecciones sindicales reforzaron el peso del Sindicato Médico?

Al parecer, la cúpula sindical no ve con muy buenos ojos ciertos posicionamientos de Castillo en la Mesa de la Sanidad, que consideran de ámbito laboral. Incluso se comenta que una entrevista publicada por el diario La Verdad este fin de semana ha podido ser la gota que ha decidido a Miralles a dar el paso del envío del comunicado. "Hay celos de liderazgo", han comentado a este diario fuentes sindicales.

En medio de todo esto está Isabel Montoya, licenciada en Medicina y especialista en Pediatría, y que ocupa la Secretaría de Atención Extrahospitalaria del sindicato desde 2004. Ella es la mujer de 'paja' elegida por el Sindicato para hacerse con el control del Colegio y dejar a un lado a Castillo, un líder que ha demostrado su valía colegial en Murcia, y en el Consejo General de Colegios de Médicos, donde es una de las voces má respetadas de la Asamblea General.

El Colegio de Médicos deberá decidir hoy en Junta Directiva si finalmente las elecciones a todos los cargos se celebran en un solo proceso homogéneo, un compromiso que ya anunciaba Castillo hace unas semanas. de esta decisión depende que la presidencia esté en juego este otoño, o que la elección se posponga a primavera de 2012.