21 nov 2018 | Actualizado: 20:20

El Simpa se queda en la Confederación

La intención de Miralles ha sido en todo momento que el Simpa mantenga su compromiso

Miércoles, 25 de septiembre de 2013, a las 16:19

Hugo Jiménez. Madrid
La reunión de la ejecutiva nacional de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) programada para este miércoles ha tenido en su orden del día conocer la respuesta del Sindicato Médico del Principado de Asturias (Simpa) tras el desencanto mostrado por esta formación autonómica a consecuencia de los acuerdos en el Foro de la Profesión Médica, a fecha 30 de julio, entre CESM y el Ministerio de Sanidad. Un desencanto que ya venía de años atrás después de la firma del  Estatuto Marco, con el que no comulgaba el Simpa y  que hizo desaparecer que el descanso de la guardia computase como jornada.

Reunión del ejecutivo.

En palabras de Francisco Miralles, secretario general de CESM, esta  convocatoria ha sido muy producente. “Se le han expuesto todos los puntos importantes y se le han dado las explicaciones pertinentes para su continuidad”. La intención de la Confederación ha sido en todo momento que el Simpa mantenga su compromiso y continúe dentro de la organización estatal.

A falta de una próxima reunión del comité interno del Simpa, como ya les informaba hace unos días Redacción Médica, las posturas están muy cercanas y el compromiso del sindicato con la organización nacional se mantendrá como estaba previsto y como buscaba conseguir Miralles y su equipo en esta reunión.

Las críticas del Simpa permanecen

Javier Alberdi, presidente del Simpa, ha confirmado a Redacción Médica la versión de Miralles recalcando sin embargo que “mantienen las críticas” ante lo acordado por CESM en el marco del Foro de la Profesión Médica y la firma del convenio con el Ministerio. “Seguimos con muchas dudas sobre un acuerdo que es totalmente vacío”, apunta Alberdi. Esperando al próximo consejo ejecutivo del sindicato autonómico, los facultativos asturianos se comprometen a “limar asperezas” ante un escenario nada prometedor con “problemas en las comunidades autónomas que proceden de decisiones de Madrid”, según Alberdi, y ante el que se precisa “de una postura fuerte a nivel nacional”.