Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

CESM espera un amplio seguimiento de la huelga entre los 6.000 médicos convocados

Aunque admite que no se trata de un colectivo que se defina por ser huelguista

Martes, 29 de mayo de 2012, a las 22:14

Redacción. Toledo
El presidente del Sindicato Médico de Castilla-La Mancha (CESM), Ángel de la Guarda Rodríguez, espera un seguimiento "importante" y "mayoritario" de entre los 6.000 médicos de la región que están llamados este miércoles a la huelga, aunque ha admitido que es un colectivo que "no es huelguista".

Ángel de la Guarda Rodríguez, presidente de CESM.

Antes de entregar en la sede de la Consejería de Sanidad de Toledo cerca de 1.400 firmas de médicos en contra de los "recortes" en Sanidad del Gobierno regional y central, De la Guarda ha señalado que habrá un mayor seguimiento entre el personal fijo (60% del total), y que será mucho menor entre los interinos (40%) porque existe "miedo" entre los empleados a no ser renovados si secundan el paro. "Piensan en aquella frase de 'El que se mueva no sale en la foto", ha expresado.

El presidente del sindicato ha indicado que los facultativos solo son "huelguistas cuando se llega a una situación" como la actual de "recortes", en la que además se les echa "la culpa de esos recortes", por lo que confía en una amplio seguimiento de la convocatoria.

El presidente de Sindicato Médico reclama al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) poder participar en las decisiones sobre los ajustes del Gobierno regional, pues los médicos saben de donde se puede recortar sin perjudicar la calidad de la sanidad, ha explicado.

Reducción del personal

De la Guarda ha apuntado que su sindicato se opone al recorte del Gobierno de María Dolores de Cospedal, que será "de 497 millones en sanidad, de los que el 30 por ciento corresponden a personal".

Estas decisiones, ha señalado, "han echado fuera del sistema sanitario a unos 300 médicos de refuerzo y para cubrir sustituciones", mientras que en el segundo semestre de este año dejarán de trabajar en el Sescam otros 573 médicos, algunos de ellos por llegar a la edad de jubilación, ha lamentado.

A su juicio, las medidas que está poniendo en marcha el departamento dirigido por José Ignacio Echániz están provocando que baje la calidad y que las listas de espera aumenten "de forma notable", además de producirse situaciones "caóticas" en la gestión.

A esto ha añadido que la "sanidad privada va a ser la piedra angular sobre la que se va a montar la sanidad en la región, de modo que habrá una sanidad para ricos y otra para pobres, a dos velocidades".

Atención garantizada

El sindicato pide disculpas a la población si durante la jornada de huelga hubiera algún problema o disfunción en la atención a los pacientes, pero ha garantizado que los médicos atenderán todas las necesidades urgentes.

Así, ha dicho que la Junta ha establecido unos servicios mínimos altos, por lo que el servicio de salud funcionará con algo más de personal que un día festivo.