Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:40

CESM denuncia diferencias superiores al 70% en el pago de las guardias en Primaria

El Sindicato Médico afirma que el importe neto que llega al médico por las extra es “ridículo” y pide que se equipare al precio de la hora de trabajo ordinaria

Lunes, 18 de febrero de 2013, a las 11:26

Redacción. Madrid
El pago de las guardias a los médicos de Atención Primaria (AP) varía en hasta un 72 por ciento dependiendo de la comunidad en la que trabaje el facultativo. Así sucede entre los médicos de la Región de Murcia, que percibieron en 2012 una retribución bruta de 26,61 euros por hora de guardia en día laborable, y los de la vecina Andalucía, que recibieron por el mismo trabajo 11,14 euros menos (15,47 euros la hora), tal y como denuncia el último estudio elaborado por el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (Simeg).

Fuente: Simeg.

En cuanto a los festivos, en el año 2009 los primeros de la tabla eran los médicos murcianos, junto con los canarios (30,60 euros/hora), quedando en último lugar los facultativos de Ceuta y Melilla con 18,93 euros/hora  (11,67 euros/hora menos). En el año 2012 las diferencias ascendieron a 12,27 euros la hora, un 70,92 por ciento de diferencia entre la más alta y la más baja, representadas en este caso por los andaluces (17,30 euros por hora) y los murcianos (29,57 euros por hora de guardia). En cualquier caso, critican los autores del estudio, “el importe neto por hora que llega al médico resulta ridículo, pues en muchos casos supera levemente los 10 euros por hora y en algún caso (Andalucía) ni siquiera llega a este importe”.

En este sentido, hacen hincapié en la necesidad de que, “en cuanto las circunstancias económicas lo permitan, se mejore este tipo de retribución hasta superar el precio de hora de trabajo ordinaria”. “No se debe olvidar que se realizan de forma obligatoria y fundamentalmente en horario nocturno, en sábados, domingos y festivos”, indican. El Sindicato Médico insiste además en el perjuicio que supone para los galenos el cambio en las retenciones del IRPF. “Puede darse la paradoja de que si para realizar la guardia es necesario contratar a alguien que cuide de los hijos, muy posiblemente al médico le cueste el dinero trabajar esas horas extras”, argumentan.